Menu

Un inmenso Castella cierra la feria taurina indultando a 'Gironero' Destacado

  • Escrito por 
Sebastián Castella, a hombros en Zamora tras indultar a 'Gironito' (Fotos: Arturo Delgado) Sebastián Castella, a hombros en Zamora tras indultar a 'Gironito' (Fotos: Arturo Delgado)

Antonio Ferrera y Diego Ventura perdieron la puerta grande por sendos fallos con los aceros.

Nada hay más emocionante hay que ver a un toro ganarse la vida en el ruedo, regresar por la puerta de chiqueros a la vida, a la dehesa, al campo charro que lo parió. Así ha regresado esta tarde 'Gironero', de El Puerto de San Lorenzo, herrado con el número 131 y de 612 kilos de peso, que tuvo la suerte de encontrarse con la muleta de un inmenso Sebastián Castella.

El francés -que lucía luto en su traje en memoria de Iván Fandiño al igual que el sobresaliente, el salmantino Álvaro de la Calle- entró por la puerta de la sustitución y salió por la puerta grande a ley después de cortar una oreja de su primer oponente y de las dos orejas y rabo simbólicas otorgadas con el que cerraba feria y plaza tras una faena que fue a más y que puso literalmente patas arriba a los tendidos. Lo recibió con verónicas a pies juntos rematadas con una preciosa media para comenzar su clásico inicio de faena en los medios con pases cambiados por la espalda, luciendo al toro, citándolo de largo, cuajando templadas series por ambos pitones y aprovechando la clase, codicia y bravura del animal, que no se cansaba de embestir, en una faena intensa que fue a más y que culminó con la petición prácticamente unánime de la plaza de indulto. Cuando el pañuelo naranja asomó por el palco presidencial, la plaza fue un estallido de alegría y 'Gironero' regresaba a la dehesa después de que Castella simulase la suerte de matar. En el callejón presenciaba la faena el diestro David Luguillano, quien tentó a la vaca Gironera, madre del toro que hoy se ha ganado la vida.

El primero de su lote salía suelto en los lances de recibo pero hizo gala de una extraordinaria fijeza en la muleta. Tras un quite por chicuelinas, Castella inició con estatuarios para cuajar series largas, templadas y de mano baja con la mano zurda y protagonizar un arrimón final, muy ajustado entre los pitones.

La de hoy pudo ser una tarde de triunfos rotundos, pues bien pudieron acompañar en su salida a hombros a Castella tanto Diego Ventura como Antonio Ferrera, quien meció suavemente el capote a la verónica con el segundo de la tarde para protagonizar un vibrante tercio de banderillas. Era un toro que se desplazaba pero no permitía ligar y Ferrera logró faena presentando muy bien la muleta y a base de tirar mucho. Mejor estuvo con el segundo de su lote, que hacía de quinto, que echaba las menos por delante en el capote y rompió en la muleta frente a un Ferrera poderoso y asentado que tuvo sus mejores pasajes con la mano zurda, aprovechando el buen pitón izquierdo del toro, y que perdió con la espada una puerta grande segura.

Tanto Castella como Ferrera invitaron al salmantino Álvaro de la Calle, que ejercía como sobresaliente, a realizar sendos quites.

También los rejones de muerte impidieron salir a hombros a Diego Ventura, quien logró conectar con los tendidos con dos vistosas faenas que evidenciaron su gran técnica y la extraordinaria doma de su cuadra con dos toros de Guiomar Cortés de Moura, de encaste murube, variado y ajustado con las banderillas y certero con las cortas y las rosas con la que puso fin a sus faenas. Con el primero, un zambombo de escasa transmisión, lo puso todo el rejoneador, mientras que el segundo, que se desplazaba, propició una faena de altura y de gran calado en los tendidos.

Con la emoción de un indulto y el regreso de 'Gironero' al campo charro, Zamora ponía su grano de arena a una tarde histórica para la cabaña brava salmantina, pues poco antes, en Arévalo, Miguel Ángel Perera había indultado a un toro de Garcigrande, también herrado con el número 131 por esas casualidades que tiene la vida en una tarde de vida.

 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Zamora. Segunda y última de la Feria de San Pedro. Con cerca de dos tercios de plaza se han lidiado dos toros de Guiomar Cortés de Moura (1º y 4º) para rejones y cuatro de El Puerto de San Lorenzo para lidia a pie, de buena presentación y buen juego en general. 2º, 3º y 5º fueron aplaudidos en el arrastre y el 6º, de nombre Gironero, nº 131, indultado.

Diego Ventura, ovación y oreja
Antonio Ferrera, oreja y ovación tras aviso
Sebastián Castella, oreja y dos orejas y rabo simbólicos

GALERÍA (Fotos: Arturo Delgado)

 

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN