Menu

Las Iglesias que a lo largo de la historia fueron borradas del callejero de la ciudad de Zamora, re-descubiertas anoche de manos de Florián Ferrero

  • Escrito por 
Las Iglesias que a lo largo de la historia fueron borradas del callejero de la ciudad de Zamora, re-descubiertas anoche de manos de Florián Ferrero

Noche esperada para los estudiosos y curiosos de la historia de Zamora que pudieron re descubrir parte de la historia religiosa de la ciudad en una noche fría pero cargada de contenido histórico-religioso.

Los "Sábados de la Saleta", actividad de diálogo fe-cultura promovida periódicamente por la Asociación Virgen de la Saleta, tenía la pasada noche del sábado un aliciente muy especial para decenas de zamoranos que se acercaron para escuchar al historiador Florián Ferrero en un recorrido por la ciudad y donde la historia de de Iglesias desaparecidas de Zamora que era el tema de este sábado causó gran expectación. La ruta tenía su primera parada junto al mirador de San Cipriano, pues dicho templo conserva una ventana de la primitiva iglesia de San Andrés, que se ubicaría en el perímetro del actual Parador de Turismo y que era una iglesia de carácter concejil y de repoblación. Desde el mirador se indicará la ubicación de las iglesias de San Julián de los Bueyes y San Julián del Mercado.

Posteriormente se pasó por la Plaza de Viriato, donde se alzó tiempo atrás la iglesia del Socorro (o de los Niños de la Doctrina), cuya desaparición propiciaría la expansión de la devoción a la Virgen del Tránsito del Convento del Corpus Christi. En el entorno del Arco de Doña Urraca se conservan ocultos buena parte de los restos de la iglesia de San Bartolomé y en una de las entradas del colegio de la Divina Providencia se adivina, transformado, el arco de entrada a la malograda iglesia de la Candelaria.

Ya en la plaza del Maestro Haedo se esbozó la historia de la iglesia de San Gil, cuya planta quedó señalada en el pavimento de la plaza tras las obras de rehabilitación de la misma llevadas a cabo en 2006. En dichas obras se halló la pila bautismal del templo románico cuya desaparición se data hacia 1632. El paseo finalizó en la iglesia de San Andrés, templo del Seminario Diocesano y sede de la cofradía organizadora, contemplando el retablo de una de las capillas laterales, procedente de la antigua iglesia de Santa Eulalia. Dicho templo se encontraba en la plaza que aún lleva su nombre.

Todo un éxito de participación de esta especial jornada de sábado.

 

 

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN