Menu

La montaña entre amigos, de Ángel Esteban a FERNANDO CASQUERO Destacado

  • Escrito por 
La montaña entre amigos, de Ángel Esteban a FERNANDO CASQUERO

Zamora News recupera este artículo en homenaje a la memoria de los tres montañeros fallecidos.

La montaña entre amigos: Fernando Casquero. Zamora News recupera este artículo en homenaje a la memoria de FERNANDO CASQUERO y de los dos compañeros que han fallecido. Descansen en Paz 

Me levanto con la noticia del primer puesto de veteranos y tercero de la general de Fernando Casquero, de la Agrupación Montañera Zamorana, en la carrera de Montaña Guadarrama Trail Race y pienso:
"Este tío es la bomba". Así lo describía su amigo y compañero Angel Esteban en su blog escrito hace ahora cuatro años.

Como me apetece charlar con él me voy al único sitio donde se que lo encontraré seguro. Entrenando en el tablón de la AMZ.
Después de felicitarle nos ponemos a charlar sobre el tema que a los dos más nos gusta: La montaña. Y esto es lo que me cuenta:

Nací el 30 de diciembre de 1970 y tenía 16 años cuando comencé a escalar con Pepe y Chague, unos amigos que eran de la montañera. Por medio de otro amigo, Cario, empezamos a escalar en Valorio con Folgado, Pablo y Juanito. Por entonces no se llamaba bulder a esta modalidad de escalar bloques de roca. Se usaban para entrenar y en la filosofía de la época estaba mal visto entrenar para escalar. Así era la montaña.

Fernando Casquero en un momento de la escalada

fernandocasquero3.jpg

Salíamos con las bicis a Las Enillas o a Manzanal donde todavía no estaba nada equipado y escalábamos con "cacharros" (empotradores, excéntricos y Tri-Cam). Los Friends no existían, al menos en este país o nosotros ni habíamos oído hablar de ellos.
¿Mi mejor actividad? Indudablemente la cara norte del Cervino en invernal con Ramón Cifuentes. Técnicamente muy comprometida. Tres días de actividad en una pared con muy malas condiciones climatológicas, poco hielo y roca descompuesta. No sabíamos que estábamos haciendo una primera repetición nacional ni las consecuencias que nos depararía esta ascensión.

¿La evolución del Alpinismo? Creo que ha sido positiva y lógica. Los montañeros antes no entrenaban para la montaña y como ya te dije antes estaba mal visto. Ahora los montañeros se preparan específicamente para las actividades alpinas y para la escalada. Creo que el campo de acción se ha ampliado por la gran mejora humana y además los nuevos materiales, mucho más técnicos y ligeros han hecho que podamos realizar expediciones mucho más rápidas, evitando los largos asedios a las cumbres y las expediciones multitudinarias. Antes, con el lastre del material era imposible. Ahora creo que el estilo es más elegante, pero como digo, todo ello propiciado por la mejor forma física de los alpinistas, mejores y más ligeros materiales, mejor información y mejores comunicaciones.

En la escalada la evolución ha sido brutal. Cuando empecé el máximo grado era 8c, eran los tiempos de Wolfram Gulich. Ahora hablamos de 9a a vista. Son los tiempos de
Adam Ondra y Chris Sharma. Al igual que en el alpinismo, los nuevos materiales y el entrenamiento específico han logrado el milagro.

¿La mejor via en pared? Personalmente tengo muy buenos recuerdos de muchas de ellas por diferentes motivos. En deportiva, mi primer a, en Muelas del Pan, "Krakatoa" equipada por Millán y en tapia cualquiera de las vías de la cara Oeste del Naranjo de Bulnes. La Rabadá-Navarro en el año 96 fue emblemática, la Leiva, La Murciana. Vías en la pared Sur de Peña Santa, Riglos, Ordesa (El Gallinero, El Tozal...). La directa americana al Dru. Las Nortes de este verano en Los Alpes con Jorge Manrique y Ramón Cifuentes, Norte del Piz Badile o La cima grande de Lavaredo en Dolomitas. Y como no, la integral del Peuterey en los Alpes con Ramón y Jesús de la Montañera Benaventana.Fernando Casquero

Es difícil pensar en cual ha sido la actividad de la que guardo un mejor recuerdo..., posiblemente la expedición a Bolivia en el 95 o la expedición a Perú del año pasado al Alpamayo, con total autonomía porteando por collados con rampas de hielo de 65 grados y un alto nivel de compromiso.

¿El peor recuerdo? Indudablemente el Cervino. No por la actividad, si no por las congelaciones sufridas y todo lo que vino después. También recuerdo especialmente el Yerupajá en Perú en el año 98. Un lugar muy poco accesible con posibilidades remotas de rescate y mucho compromiso.

La afición a las carreras de montaña viene en parte por el accidente en el Cervino, pero no es lo mío, lo mío es el monte. Aunque es cierto que llevo corriendo la carrera de montaña de Sanabria muchos años pero sin prepararla. Ahora si preparo las carreras pero por que viene bien como entrenamiento para la montaña. Ahora bien, me encanta el ambiente y me las tomo como retos personales.

El romanticismo en la montaña sigue existiendo, personalmente no creo que sea un espejismo de tiempos pasados. Lo que ocurre es que cada vez son más las personas que se aventuran en la montaña y cantidad no es sinónimo de calidad, por lo que te puedes encontrar en un lugar muy concurrido pero con muy poca experiencia en montaña por parte de los que allí se encuentran y muchas veces aunque quieran colaborar o participar en un rescate o ayudar a otro montañero en dificultades no pueden hacerlo por esa falta de experiencia.

Cada vez son más las expediciones comerciales caras con poca experiencia. Creo que muchos alpinistas se dedican a acumular vías normales y coleccionar cimas por la normal, no exentas de valor, por supuesto, pero que quitan mérito a los aperturistas de nuevas vías o repeticiones de vías antiguas. Los medios de comunicación venden ciertas actividades como la carrera de los ochomiles u otras actividades más mediáticas porque es lo que la gente y los patrocinadores conocen. Quizás es culpa nuestra, de los alpinistas, no haber sabido educar o informar convenientemente a la sociedad sobre nuestro deporte. Pero creo ciertamente que el alpinista es romántico por naturaleza.

Después de una gran escalada¿Regulaciones en las vías de escalada? Por supuesto. Regular es conveniente, pero no prohibir. Y menos prohibir por desconocimiento. El montañero por regla general respeta y cuida la naturaleza. Es impensable pensar que un escalador quiera hacer daño al monte. Quizás nos encontramos con masificaciones en algunas zonas muy populares de escalada y se hace necesario regular, pero bajo mi punto de vista se debe hacer educando no prohibiendo y siempre contando con todas las partes implicadas. Podemos convivir todos. Picos de Europa es Parque Natural y se escala. En Riglos estás rodeado de buitres y se escala y todo ello en perfecta armonía.

¿Guías de montaña y seguros? No podemos buscar seguridad en un deporte que no es seguro por su propia naturaleza y el medio en el que se desarrolla, pero si podemos intentar minimizar los riesgos inherentes haciendo las cosas correctamente. Los guías también tienen accidentes. Me parece muy respetable que la gente contrate guías para sus actividades de montaña al igual que en el esquí se contrata un monitor si lo necesitas, pero también se debe respetar al montañero que no quiere contratar y quiere disfrutar no sólo de la actividad meramente deportiva sino de la aventura que ella conlleva. Las licencias federativas y seguros de accidentes en montaña son necesarias y veo muy bien que se cobren los rescates. Nadie coge el coche sin tener su seguro en vigor, en la montaña debería ocurrir igual y si no el afectado correr con los gastos de dicho rescate.

Y así entre una cosa y otra nuestra conversación se va terminando. Anécdotas y recuerdos compartidos, casi todos buenos.
Personalmente apruebo y hago mías casi todas las opiniones de Fernando, no en vano hemos compartido cuerda, comida y lecho en multitud de ocasiones.

Gracias compañero por tantas y tan buenas experiencias compartidas a tu lado.

Nos volveremos a ver..., en las montañas. DESCANSE EN PAZ....Allí en las montañas...que eran su vida.

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN