Menu

¿Y por qué no el 12 de enero el día de VIRIATO? Destacado

  • Escrito por 
¿Y por qué no el 12 de enero el día de VIRIATO?

Desde nuestra infancia aquí, en la urbe leonesa de Zamora, los niños y niñas zamoranos comenzamos a interiorizar a Viriato, y lo hacemos con la familiaridad que da, ya que siempre ha estado con nosotros, el considerarlo "de casa", como que es en el ahora actual, de un ser siempre permanente, "uno de los nuestros".

Hemos dicho aquello de: "Corren a nuestro alrededor tan raudos y veloces los tiempos actuales [WhatsApp, e-mail, Instagran, Facebook,Skype,Twitter,...] que, a veces, las más profundas/recias/acrisoladas percepciones culturales y señas de identidad,provenientes de nuestros ancestros, se anulan, quedan orilladas, como aparcadas en el tiempo, en el mejor de los casos, puede que ocultadas,por designios imperativos(¿de la centralidad?¿de las compañías energéticas?¿de los egos madrileños?¿de las ínfulas pucelanas?,...), en otros supuestos y, en algunas ocasiones, en la complacencia de la dejadez y la procastrinación, completamente ocultadas y, por ello, tambiénignoradas. Acontece que "la novedad" es, ¿acaso existen dudas?, aplaudir lo foráneo [los equipos de Madrid o de Barcelona, y también los grupos políticos de Madrid o de Barcelona ].Resulta, mira por cuanto, que "las mascaradas" vienen de los zoelas y eso si parece, por el momento, que se pude(¿aún?) celebrar, suponemos que no tanto como para pedir el retorno de "La Tabla de Astorga" (¿Qué decir de "El bote de Zamora"?, ¿o el portulario?, etc.), pero admitamos, en principio, que ya ser de"los astúricos" se asume y desde tal atalayaobservadora, en el Astura/Esla, llegamos, ¿por qué si llegamos?, a "los lusitanos"."

"Aquí en Zamora, hemos añadido también, en el Oeste de la aún España Nación (que aguanta una tarascada detrás de otra), dentro de la hispánica Corona Leonesa o, si lo prefieren, y como dato, en seguimiento del Dr. Sánchez Candeira (D. Alfonso), en el Regnúm Imperiúm Hispánico Legionensis [el Estado Hispánico señero de la Edad Media peninsular], tenemos junto a nosotros, muy mediato, a mano, ¡ muy a mano!, lo vemos todos los días , un girón/ejemplo/exponente extraordinario de esas "señas de identidad nuestras", ¡ de aquí!, ¡no inventadas el 31-7-1981!,¡ ni patrocinadas por ningún lobby más o menos energético!,...o sea, de antes del 23-F(1981), que marcan, como una variante (autóctona) hispánica más,nuestro "hecho diferencial antropológico" a nivel de cotas cimeras muy importantes, de alta relevancia y gran excelencia."
Hemos impulsado:"Como un aspecto cotidiano más, uno más de tantos, de los muchos que hemos tenidotodos y cada uno de los zamoranos (leoneses, españoles y europeos de siempre), de nuestro entorno familiar/fraternal/próximo, que hemos caminado/crecido/madurado a lo largo de nuestra vital existencia por las calles/rúas/plazas zamoranas, barrio a barrio, desde nuestra infancia en la observancia/vigilancia/tutela de la efigie/monumento/estandarte que es, en impactante, impresionante y majestuosa estatua, de Viriato. ¡'Sí!, lo sabemos todos los zamoranos, Viriato nos ha visto siempre, en los buenos y en los malos ratos, nos ha tenido socialmente a todos y los de aquí, con amplia satisfacción y orgullo, todos hemos sido de Viriato."

Tenemos que: "Ahora resaltar a Viriato, conmemorar a Viriato, dedicarle un día a Viriato, saludar a Viriato, hacer "El Día de Viriato", no es una ilusoria vana ni una propuesta sin más, ya que, en nuestro criterio, responde a explayar, en nuestro entorno, una seña de enraizamiento que nos es común. Viriato es aquí, ¡siempre lo ha sido!, nuestro referente (amigable/fraternal/familiar) contra cualquier tipo de cerco u opresión, y lo tomamos a ras de la diaria actualidad, aunque su vida trascurriera, posiblemente, entre los años 180 a.C. a 139 a.C.Nos ha parecido por ello que la fecha del 12 de enero, de cada año y todos los años, en la ciudad de Zamora, no supone sólo, con serlo, en nuestra particular opinión, el rememorar la feliz e intelectiva iniciativa de "la re-inauguración de la estatua"de Viriato, en aquel momento/instante/ocasión del 12-1-1904, ubicada en el entorno de la Plaza que hoy día vigilan/adornan/acompañan la Diputación y el Parador, ¡y escucha "el miserere" de "El Yacente", supone también, ¡y mucho!, el enlazar con "la identidad zamorana", con las raíces de Zamora, de lo zamorano y de los zamoranos y zamoranas. [Ya sabemos, ¡que lo sabemos todos!, que por ese camino, y a pesar de tanto y tanto adoctrinamiento, se llega a la leoneseidad y no estamos ahora, con el tiempo ya vivido, para tales ocultaciones]".

Hemos señalado que cuando, en cualquier momento, tremolamos "La Seña Bermeja" ya asumimos, desde "la zamoraneidad", que "las ocho franjas rojas" significan las victorias de Viriato sobre los cónsules/generales/pretores del Imperio Romano (sin olvidar nunca,¡ que eran los invasores!), porque tenemos interiorizado, incluso desde la infancia, ese "Terror Romanorum" que, tan explícito, situó nuestro paisano, el ciudadano Barrón González (D. Eduardo)-nacido en Moraleja del Vino- en su famosa/magnifica/extraordinaria estatua, y con ello, aún sin quererlo ni pretenderlo, viajamos hacia las señas identitarias de lo zamorano (y de los zamoranos) y su inserción en la leoneseidad y, justo y oportuno es decirlo, hoy y ahora, en la españolidad compartida, que ayuda a construir la Unión Europea..
En ese viaje al pasado de Zamora (de lo zamorano y de la zamoraneidad), que avanzamos junto al lado de Viriato (por medio de la contemplación/vivencia/recuerdo con su monumento-.- estatua y cerca-.-), ya sabemos que nos hacemos miembros de una milenaria comunidad pre-romana (los lusitanos, e incluso los astures zoelas-.- de donde vienen las mascaradas-.-) y por la tanto, en hermanad con ellos, participamos de tales raíces originarias, y lo hacemos al mismo tiempo que asumimos la romanización (como hemos asumido el hecho visigótico, árabe y otros).Viriato es la raíz lusitana que, en Zamora y desde su origen sayagués en Torrefrades (Sayago), contribuye a nuestra conformación y raíz antropológica, y entendemos que es bueno, puede que incluso oportuno, hacer uso de tal ambiente que viene de lejos, que distingue y precisa el "oeste peninsular" (el poniente de Europa y de sus caminos) y hacer mella diferencial positiva del mismo.
Puede que fuera una comida/cena (¿o fue comilona?¿o ágape pantagruélico?... de platos zamoranos), como la que efectuaron los que sí quisieron, de forma legítima, amplias solemnidades y magnificencias para la inauguración de la estatua de Viriato,¡ ya en 1904 !, esté en consonancia a lo que debe ser nuestra propia celebración de "El Día de Viriato" y hacerlo los 12-enero de cada año, pero incluso, y por aquello de la economía, unas nutritivas/apetitosas/picantes sopas de ajo pueden, de siempre, hacer los honores, la cuestión es que, ¡ en este ahora!, ¡ en este aquí!, en este momento de "nuestro Viriato", porque, así entre nosotros,..¿verdad que es nuestro?, y no sólo por la estatua cedida por el Estado, también, ¡y sobre todo!, porque se encuentre arropado por ese calor social/cultural/identitario de los suyos., que somos, a lo largo del proceso histórico, los que tanto hemos viajado por toda La Vía de La Plata, ¡los que hemos sido siempre!, o sea, y en nuestro aquí: ¡nosotros!

Francisco Iglesias Carreño

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN