Menu

Fuegos provocados nunca más, el Club de Montañismo Sanabria se queja del maltrato a la zona

  • Escrito por 
Fuegos provocados nunca más, el Club de Montañismo Sanabria se queja del maltrato a la zona

Desde el Club de Montañismo Sanabria lamentan profundamente esta terrible oleada de incendios que han asolado, un año más la provincia.

El Club de Montañismo Sanabria ha hecho público este manifiesto en favor de la comarca:

"Hay muertos que añorar, hay muchas personas evacuadas, y miles de hectáreas que rebosaban vida con robles, carballos, castaños, caballos salvajes, jabalíes, reptiles, incontables insectos, lombrices, musgos, etc.

Todo calcinado, devastado, negro, sin vida... sin esa alegría que aportaban, tanto color y tanto trino, a los que tanto gustamos de patear caminos. También quiere reflexionar el club sobre las causas de estos fuegos...

Viendo cómo estaban últimamente los montes, no nos sorprende demasiado que el fuego haya sido tan devastador. Hacía meses que no llovía, y muchos más meses que no llovía de verdad. Olas de calor en un verano como nadie recuerda, y los días de octubre, aún tenían el calor de agosto...Año tras año los incendios forestales arrasan todo a su paso por media Península Ibérica... Pero este año no es como siempre, este año todo estaba anunciado... Hasta septiembre de este año, llevamos 20.000 entre incendios y conatos, que es casi el doble que el año pasado. Y como siempre que el fuego aparece se han perdido muchas cosas, se han perdido vidas tanto lusas como españolas, se han truncado muchas otras perdiendo casas, tierras... y se han perdido unos recursos necesarios para fabricar tanto nuestro futuro como el de los que tienen que venir.

Resumiendo, que los incendios anunciados por el cambio climático ya están aquí. Son estos, son los fuegos que ponen la etiqueta de "alto riesgo" a 7 de los 12 meses del año, y provocan sequías, desertificación y calor extremos que anticipan los peores pronósticos. Los climatólogos más pesimistas (o mejor informados) dicen que este siglo, el clima desértico del Sáhara se extenderá hasta llegar a Madrid.

En Sanabria no llegará a tanto, pero recordad cómo estaban los cauces de ríos y lagunas de vacíos este octubre, porque ese es el "legado" que vamos a dejar a la siguiente generación. No nos queremos quedar en el Club de Montañismo Sanabria sin señalar con el dedo las causas. En primer lugar, estamos contra el que arrima el mechero al monte, sea cual sea su excusa. Contra ese 98% de los fuegos, que están causados por la mano más o menos intencionada. El 80% de ellos, por negligencias (quema de rastrojos, uso de maquinaria, barbacoas mal apagadas...) y un 18% provocados por intereses ganaderos o de empresas papeleras, por recalificaciones, por hacer daño al prójimo o por justificar un puesto de trabajo. Estamos también contra el mencionado cambio climático que con sus olas de calor y la sequía agravan mucho el escenario.

Estamos contra las nefastas políticas de prevención de incendios con oscuros intereses económicos, como la privatización del servicio de bomberos... Estamos contra las pésimas condiciones y precariedad laboral del personal de las brigadas... Contra las leyes que no se aplican a la hora de condenar al pirómano... Y por supuesto estamos contra las plantaciones indiscriminadas de pinos y eucaliptos que sólo sirven para pasta de papel y de paso para llamar a voces al próximo macro-incendio. Y esos fuegos, lo saben en Galicia y en Portugal, no hay quien los apague da igual los medios que tengas. Este es un buen momento para afrontar en serio las causas de fondo de los incendios forestales y cambiar el enfoque en la lucha contra el fuego, porque si las condiciones no cambian, nuestros queridos bosques sanabreses, como muchos españoles y los cercanos portugueses, se convertirán en auténticas "bombas de relojería forestal". Hay que ponerse manos a la obra en serio y plantarse ante la falta de planificación y mala gestión forestal. Solucionar el caos de monocultivos forestales abandonados una vez cobrada la subvención. Hay que frenar el constante goteo del abandono rural con las nefastas consecuencias que tiene el que nadie viva del monte. Hacen falta ambiciosos programas de intervención social, que permitan analizar, entender y solucionar los conflictos que hay detrás del estigma del fuego, a la vez que se dedican medios y tiempo a combatir la arraigada tradición agrícola o ganadera del uso del fuego en estas tierras. Y Sanabria está en un enclave central en el mapa del fuego, porque lo mismo que tenemos Peña Trevinca que simboliza la unión de Sanabria, O Bolo, Valdeorras y Cabreira, tenemos también a nuestro alrededor, el centro geográfico en el que se producen la mitad de todos los incendios que se dan en la Península Ibérica. Y por último, aportamos algunas humildes soluciones.

Creemos en el Club de Montañismo Sanabria que hay que apostar por la prevención, por crear riqueza en el monte que mantenga a la gente en este entorno. Hay que usar los recursos que genera el monte, de forma que sus beneficios retornen a los que viven en estos lares. Algunas de las mil cosas que se puede hacer es favorecer las cooperativas locales de setas, castañas, manzanas o biomasa, facilitar la actividad de los apicultores locales, promover empresas de turismo activo, o fotográfico... y hay que mantener más allá de los 3 meses que dicta el calendario, al personal suficiente en el monte para que realicen clareos, poda selectiva, limpieza de canales de riego y caminos, creación y mantenimiento de cortafuegos, etc. Es decir, hay que promover diferentes usos del monte. Promover que la gente vuelva a vivir en él y de él, hay que fomentar el desarrollo rural, que es el mejor método para hacer de nuestro entorno cultural y natural un conjunto de paisajes capaces de sustentar a sus habitantes y por lo tanto menos vulnerables al fuego.

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN