Menu

Intranquilidad y protestas de los usuarios de la guardería municipal de Roales tras una semana sin calefacción

Intranquilidad y protestas de los usuarios de la guardería municipal de Roales tras una semana sin calefacción

Desde hace más de una semana la guardería municipal de Roales tiene su calefacción estropeada y se suple con cañones de gas intentan calentar la misma. Los padres de los 28 niños de la guardería de Roales mantenían una reunión ayer tarde con la alcaldesa de la localidad para intentar solucionar una situación que parece enquistarse.

 Una guardería que asegura la alcaldesa que no tiene ningún tipo de subvención y que es deficitaria para el pueblo, tiene a los padres indignados puesto que desde hace una semana presenta deficiencias en la calefacción de pellets al haberse estropeado la misma y se ha suplido su funcionamiento con un cañon de gas que los usuarios creen un riesgo importante para los niños.

Hace ya una semana que se ha suplido su funcionamiento con cañones de gas con los que se intenta mantener la temperatura adecuada para que los niños desarrollen sus actividades normales. La tardanza en el arreglo de la calefacción lleva a los padres a la protesta y a mantener que no se está haciendo nada por solventar un problema que parece enquistarse. En la reunión de ayer y tras cumplirse una semana de la avería, las soluciones son pocas o ninguna, y el caso es que la caldera de pellets sigue sin funcionar y los padres se quejan de olores a gasoil y de que la temperatura de la estancia de los niños no es la adecuada.

La solución pasa por el arreglo definitivo que según el técnico del ayuntamiento podría darse entre hoy y mañana. La humedad que genera el cañón y la que tiene el edificio es claramente perjudicial para la salud de los pequeños y se sigue en la búsqueda de soluciones. La falta de información por parte de la alcaldía es una de las quejas de los vecinos que ayer tarde se volvían a sus casas sin solución de un problema que puede dejar sin servicio de guardería al pueblo de mantenerse la situación. Los usuarios piden al ayuntamiento que se cambie el sistema provisional de calefacción o que se suspenda el servicio hasta que se arregle definitivamente.

La búsqueda de un edificio alternativo y la construcción de una nueva guardería tambien se ha valorado, aunque las soluciones no parecen ser definitivas a priori, cuando la importancia de la salud de los más pequeños es la que está en juego. Un problema que pasará de largo si la caldera al final se arregla entre hoy y mañana. Al menos esa es la esperanza de este problema que mantiene enfrentados a los padres con la alcaldía.

 

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN