Menu

La Gerencia de Asistencia Sanitaria se sorprende del revuelo por el cierre de plantas de Benavente

Foto: Marcos Vicente Foto: Marcos Vicente

Después del escándalo provocado por el cierre de la primera planta del Hospital de Benavente, Francisco Montes, gerente de Atención Primaria y Especializada de Zamora, ha recalcado que esta decisión es normal y su causa es la mínima ocupación de pacientes. "No ha habido ningún problema existencial en Benavente. Se ha creado un revuelo que desconozco a qué se debe. Activar o desactivar camas es algo que se viene haciendo para optimizar los recursos. Se hace cuando se cree necesario".


Desde la gerencia, se ha querido destacar que los servicios del hospital no deberían ponerse en duda. "La opinión de los usuarios en 2016 ha sido mejor que en años anteriores, aunque hay que respetar la opinión de todo el mundo. Sobre la calidad de la asistencia, tiene una cartera de servicios muy alta. Desde el pack de atención primaria hasta la especializada, con una UVI móvil, servicio de rayos con un TAC, mamógrafo... una serie de medios diagnósticos muy importantes".
Montes ha querido subrayar que en ningún momento se toman decisiones desde la gerencia para dejar vacantes en el hospital. "Se ha insinuado que no se está ingresando a las personas para no ocupar las camas. Esto es un ataque a la profesionalidad de los médicos, que son los que lo deciden. Los pacientes no se trasladan de Benavente a otros lugares por falta de camas. Lo hacen porque a veces se requiere otra serie de recursos de un hospital más grande, como el de Zamora o el de Salamanca".
La toma de la decisión fue algo premeditado, según el gerente. "Fuimos haciendo un seguimiento, y después de haber quince camas libres durante quince días, decidimos cerrar la planta. No se va a cerrar hoy ni mañana, pero si corresponde nuestra obligación es optimizar los recursos".

En cuanto al movimiento de los empleados tras el cierre de la planta, Montes ha querido destacar que son personal del Complejo Asistencial de Zamora y que si se inactiva, deben ser derivados a otro lugar en ese momento. Además, ha aseverado que en Benavente no se pueden atender todas las especialidades. "Si no se tiene un volumen suficiente de actividad, no se puede prestar esa calidad y esa seguridad. Un trasplante cardíaco, por ejemplo, se tiene que llevar a un centro de referencia para que ahí tengan un volumen suficiente". "Casi todas las especialidades pasan consulta en Benavente, por lo que todas estas pruebas diagnósticas evitan más de 50.000 desplazamientos al año a Zamora".
Por último, ha avisado que las obras del hospital van bien y deberían estar terminadas antes de verano.

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN