Menu

NaturZamora y GREFA denuncian la destrucción intencionada de 115 nidos de avión común una especie protegida en el casco urbano de Toro

  • Escrito por 
NaturZamora y GREFA denuncian la destrucción intencionada de 115 nidos de avión común una especie protegida en el casco urbano de Toro

Dos asociaciones de defensa de la naturaleza, NATURZAMORA (Asociación Zamorana de Ciencias Naturales) y GREFA (Grupo de Rehabilitación y Estudio de la Fauna y su hábitat) de ámbito provincial y nacional respectivamente denuncian públicamente la destrucción intencionada y sin autorización de una colonia de avión común (Delichum urbicum) en el casco urbano de Toro (Zamora).

Con motivo de las obras de limpieza de un conocido edificio de la localidad se han eliminado aproximadamente 115 nidos de esta especie protegida. Además de retirar una de las colonias más importantes para esta especie de la provincia de Zamora, se han instalado unos pinchos anti-pájaros que van a impedir el asentamiento de la colonia la próxima primavera, cuando estas aves migratorias regresen de sus cuarteles de invernada en África subsahariana. Los hechos se han trasladado a las autoridades locales y regionales. Además, se solicita públicamente la retirada de los pinchos instalados en la ubicación de la colonia para que las aves puedan de nuevo ocupar el lugar.

Es importante recordar que los aviones comunes, junto a sus parientes las golondrinas y vencejos son aves protegidas por leyes europeas y nacionales (Directiva Europea de Aves y Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial). Además, la legislación ambiental española protege a las crías y los huevos de estas especies y prohíbe "la destrucción o deterioro de sus nidos" o "la destrucción del hábitat" (Ley 42/2007). La destrucción de estos nidos infringe varias leyes y supone una infracción "grave", sancionable con multas que oscilan entre los 5.001 y los 200.000 €.

El importante declive demográfico de las poblaciones de estas especies tiene varios orígenes: la pérdida de hábitats adecuados para la nidificación y la intensificación agrícola que lleva asociado un importante uso de pesticidas que reduce su alimento.

La destrucción de las colonias de cría de estas especies implica la desaparición de verdaderos aliados de los humanos, ya que se alimentan de una enorme cantidad de moscas y mosquitos durante el periodo estival cuando ocupan nuestras ciudades y pueblos. De acuerdo a los datos de SEO (Sociedad Española de Ornitología), una de estas aves consume moscas, mosquitos, hormigas voladoras, avispas, chinches y pequeños escarabajos. Suele comer unos 60 insectos a la hora, unos 850 insectos diarios, lo que equivale a 150 gramos de insectos al día cada. Esto supone unos 55 kilogramos de insectos consumidos por cada golondrina al año, o lo que es lo mismo, 310.250 moscas-mosquitos al año.

Por último, solicitamos a la ciudadanía un poco de tolerancia con la fauna que nos acompaña en las ciudades y pueblos y que nos aporta múltiples beneficios.

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN