Menu

Abril trae la Resurrección Destacado

  • Escrito por 
Abril trae la Resurrección

El Encuentro entre Jesús Resucitado y la Virgen en una Plaza Mayor abarrotada de gente culmina la Semana Santa y abre el tiempo de Pascua en Zamora.

Abril es el mes de la primavera, de la vida. Abril ha traído hoy la Resurrección a Zamora, cuando a las nueve de la mañana sonaban los cohetes en el barrio de La Horta anunciando el inicio de la procesión, la última de las diecisiete que integran la Semana Santa de Zamora y la que da sentido a todas las demás. Todo lo vivido converge en esta procesión de la alegría que para muchos es la primera romería de la Pascua.

Las puertas de La Horta se abrían para Jesús Resucitado y la Virgen del Encuentro, obra del escultor e imaginero Higinio Vázquez, que cumple este domingo el 25 aniversario de su incorporación a la procesión.

A las nueve de la mañana efectuaba su salida la imagen de Jesús Resucitado, acompañado por la Banda de Zamora y cuyo paso abría Javier Cuadrado con la flauta y el tamboril como un "Barandales" de la Pascua. La imagen ha discurrido por San Julián del Mercado, La Plata, Zapatería y la Avenida de Vigo para dirigirse por la Cuesta de Pizarro hacia la Plaza de Fray Diego de Deza, donde se ha efectuado la tradicional parada después de saludar con una reverencia a Las Marinas, que volteaban sus campanas repicando a gloria.

La casa del pintor y escultor Antonio Pedrero abría un año más sus puertas para que los cofrades, con sus varas plateadas adornadas con flores, desayunasen churros y aguardiente. Allí, en el patio, se ha bailado un año más la primera jota de la Pascua, como si ahí mismo comenzase la primavera. Tras el descanso, Jesús Resucitado ha atravesado el arco para dirigirse por la Rúa de los Francos hacia la Plaza Mayor, sin olvidar las reverencias al convento del Tránsito y a la iglesia de La Magdalena, donde tantos años aguardaban sus monjas enfermeras este saludo.

La Virgen del Encuentro, acompañada por la Banda de Nacor Blanco y tocada con un manto de terciopelo negro, abandonaba la iglesia un cuarto de hora más tarde para encaminarse hacia la Cuesta del Piñedo y ascender por Santa Eulalia, Viriato y Sagasta hacia San Torcuato y la calle Santiago, donde también ha realizado una parada de veinte minutos, para reiniciar después la procesión por Santa Clara y Renova para desembocar en la Plaza Mayor. La Banda de Cornetas y Tambores "Ciudad de Zamora" abría paso al cortejo mientras sonaban las últimas marchas fúnebres de una Semana Santa que ya se conjuga en tiempo pasado.

En la Plaza Mayor ha tenido lugar la ceremonia del Encuentro, mientras la Banda de Zamora interpretaba un precioso fragmento de la Suite Sayaguesa de David Rivas con Luis Antonio Pedraza como solista, innovación introducida hace dos años que ha contribuido a realzar con notable brillantez el momento. La Virgen ha cambiado el luto por el azul de su manto mientras los cargadores de uno y otro paso efectuaban la reverencia y el aire se llenaba de salvas al aire y de pólvora para celebrar la alegría de la Resurrección.

Ya fundidos los dos cortejos en uno solo, la procesión ha bajado la Cuesta de Balborraz para encaminarse hacia La Horta, donde el himno nacional despedía a Jesús Resucitado y a su Madre mientras los cofrades alzaban sus varas al cielo, que se llenaba de flores, anunciando ya el tiempo de las romerías. Todo estaba cumplido y los cofrades se abrazaban felicitándose las Pascuas y deseándose salud para encontrarse dentro de un año en el mismo lugar.

Ahora sí, la Semana Santa de 2018 ya es historia. En la puerta de La Horta comenzaba la cuenta atrás para la Semana Santa de 2019.

Galería de fotos 'Cristo resucitado recorre las calles de Zamora': Rafael Lorenzo

Galería de fotos 'La Virgen del Encuentro busca a su hijo por las calles de Zamora': Marcos Vicente

Vídeo de la Cofradía de la Resurrección desde la Plaza Mayor de Zamora

Galería de imágenes, La Resurrección desde dentro: Fco Colmenero

 

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN