Menu

Mi familia de Fermoselle, los Follacos y RENACIMIENTO

Mi familia de Fermoselle, los Follacos y RENACIMIENTO

Ni que decir tiene que los Arribes siguen siendo un baluarte del turismo en la provincia de Zamora, la amabilidad de sus gentes, su acogida y su importante papel en la economía de la comarca es crucial y tras esta edición de Follacos 2017 la senda a seguir la marcan la solidaridad y sobre todo su calidad humana.

Tras el incendio que ha asolado esta zona, la primera imagen que se viene a la mente es el gris y el negro de las encinas y los campos calcinados por el fuego devastador en los informativos de toda España que se hacían eco del desastre natural provocado por la mano del hombre y que ha dejado una estela de tristeza y devastación sin igual. Pero la lucha de estas gentes por sacar adelante su futuro está por encima de la desmembrada idea del loco o locos que han quemado ilusiones y proyectos.

Los Follacos de Fermoselle han demostrado un espíritu de lucha que va más allá de las fronteras. La familia ahora ya la mia también de este Fermoselle de los Arribes acoge, enseña y muestra que sus tesoros naturales son de todos, que los compartimos como seres humanos y que por mucho que alguien quiera frustrar proyectos, ellos renacen como el ave fenix de sus cenizas dando lo que tienen: cariño, amistad, acogida y un abrazo de positividad en todo lo que hacen. 

Tras convivir con ellos durante todo el fin de semana, tengo nuevos hermanos, Fran, Mery, Alba, Luis padre, Luis hijo el padre los mellizos Alex y Alba, su mujer Sonia, la abuela orgullosa Mari, una maestra de los periquillos, Agus el dj, y todo el equipo de organización de Follacos 2017. Con ellos he pasado un "Gran Hermano" no de "realiti" televisivo sino de convivencia cercana, más que cercana, familiar. Hemos comido, cenado, desayunado y comentado juntos muchas cosas y siempre con la premisa de hacer que te encuentres como en casa, pues bien mejor que en la propia. Así creo que se han debido sentir las decenas de moteros que hemos estado compartiendo este fin de semana rutas y experiencias.

No he de olvidar tampoco a Mari del Restaurante España y también a sus mellizos Celia y Eloy, a Piky y a sus mermeladas, al propietario de la casa Rural Marqués de la Eliseda, a Alejandro Fermoselle el alcalde de Fermoselle y con el que me une una gran amistad desde hace años y del que fui compañero en mi aventura bancaria. Con las gentes de la calle que preguntaban de donde era y que si necesitaba algo, saludos en y desde la moto, miradas cómplices en los paseos por la villa, y como colofón la acogida de las personas que cuidan de nuestros mayores en la Residencia Conchita Regojo, todo ha sido un "aquí estoy como en casa". También gracias por la mención como colaborador en esta cruzada contra el fuego y de apoyo a vuestra, a mi causa.

No dejaré de pasar a regar a RENACIMIENTO el olivo que simboliza nuestra amistad y solidaridad con el desastre ecológico, con mis amigos moteros Fran, Mery y Alba que me han cuidado como si fueran mis hermanos y que nunca podré agradecer todo lo que me han demostrado en estos dos intensos días.

Solo quería poner de manifiesto que con personas y con actitudes como la de estas gentes, la vida se hace mucho más fácil y el trabajo pasa a ser un placer. GRACIAS de todo corazón y con mayúsculas a los Follacos y a todos y cada uno de los vecinos de Fermoselle y gracias por acogerme como familia de la que ya me siento.

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN