Menu

Cabalgata de Reyes polémica al canto

Cabalgata de Reyes polémica al canto

No hay más que esperar a la Cabalgata de Reyes para que la polémica y la ilusión de los niños se vea enturbiada por las decisiones de los mayores. Este año de nuevo ha surgido la polémica entre los miles de zamoranos niños y padres con el espiritu de críos, que ayer tarde esperaban la salida de la esperada Cabalgata de Reyes.

Analizando las causas de la polémica suspensión y habiendo visto que en Madrid por ejemplo diluviaba, y en otras muchas provincias cercanas aún con la amenaza clara de lluvia las cabalgatas de reyes salieron, está claro que algo falla en los desfiles "cabalgatiles" de esta ciudad. Muchos más de 20 años sin suspensión de una Cabalgata de Reyes, y decimos 20 cuando nos aseguran que más de 40 pero a tanto no nos llega la memoria histórica.

Hace dos años que si los camellos y el cambio radical de un desfile que agradó a unos y a otros les indignó. El pasado la misma tónica dominante, y este la suspensión en un día de ilusión y en el que la bendita lluvia dejaba a los más pequeños con una mirada triste porque los Reyes no habían salido en el desfile más esperado del año.

Los radares de lluvia anunciaban lluvias hasta las 19:00 horas, bien se podría haber esperado hasta esa hora para hacer salir a la comitiva real, total era un poco más de espera. La ilusión de miles de niños estaba en juego y realmente hubiera merecido la pena esperar, puesto que como muchos decían ayer cayeron cuatro gotas y al final se había mojado todo el mundo, la larga espera para ver a los magos así lo puso de manifiesto, las colas para ver a sus Majestades llegaban a Santa Clara y a San Torcuato. 

Y parece que en esto de las Cabalgatas tenemos la negra. Bien está el discurso de bienvenida a los Reyes magos del alcalde que hizo "bendita la lluvia que necesitan los campos de la provincia para alimentar a los niños", pero mojarse en la víspera de Reyes no habría sido tan malo, ya que al final todo el mundo lo hizo, aunque poco eso sí ya que los datos de lluvia por metro cuadrado no llegaban al litro y a las 19:00 horas no llovía.

Y que los Reyes se hubieran "sacrificado" un poco por las pocas ilusiones que quedan en esta provincia, la de los niños no hubiera sido problema. Con ellos no debe jugarse, los trajes de reyes y pajes se lavan y las carrozas si es que las había no hubieran sufrido mucho, ya que como decíamos a las 19:00 horas dejó de llover.

El plan B funcionó a medias y las redes sociales ardían ante el desorden y la falta de coordinación de la organización. Castillo de Fuegos artificiales cuando había muchos niños esperando en los aledaños tanto de la Plaza Mayor como dentro del Consistorio que no pudieron ver, larguísimas colas al intemperie mientras sus Majestades estaban calentitos en el Salón de Plenos... y el caso es que si seguimos la tradición al pesebre fueron en una noche fría y no sabemos si llovía o no, pero de haber llovido allí estarían mojados seguramente. La agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Zamora con sus 20 efectivos se veían desbordados ante la avalancha y colas en las calles adyacentes a la Plaza Mayor.

El caso es que aquí no va ha haber disculpas reales como su Majestad hizo cuando fue de a cazar elefantes, parece que aquí con la disculpa de que la lluvia viene bien a los campos (que eso por supuesto) vale. Pero no, me temo que cuando algo se hace mal hay que asumirlo y alguien tiene que dar la cara y afrontar las merecidas críticas. La previsión era clara y los técnicos  y organizadores tenían claro también que a poco que hubieran revisado y visto los radares y satélites del tiempo...en fin en esta Zamora pasa de todo y nadie asume responsabilidades, así nos va.

En definitiva, otro año de desacierto y lo más importante, ¿que fue lo que premió ante la ilusión de los niños? seguramente ustedes tendrán la respuesta.

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN