Menu

Don Emilio

Se ha ganado el calificativo de Don, igual que los grandes deportistas ingleses obtienen el título de Lord cuando hacen gestas dignas de ser reconocidas por todo el imperio. Podría ser Conde de Zamora, o de Alba y Aliste, o de Benavente, lugar donde, a pesar de no pertenecer, es reconocido. Él es, simplemente, Campeón del Mundo.

Leer más ...

La España de ficción en la noche del cine

La ciclogénesis explosiva que nos asola nos ha dejado en casa plantados ante la pantalla como espectadores de la Gala de los Goya sí o sí. En una provincia mitad entoñada en nieve y mitad anegada de agua, la retransmisión de la gala del cine español se convierte en una de las mejores opciones para matar la noche antes de irse al sobre. No está la noche para vinos, por mucho que podamos presumir de cuatro Denominaciones de Origen de primer nivel.

Leer más ...

Todos los días sale el sol

Todavía recuerdo ese 26 de julio puñetero en el que un buen amigo de esos que siempre están presntes aunque viva a miles de kilómetros me mando un whatsapp para informarme de la noticia: Agustín ha fallecido. Repasé una y mil veces el mensaje de Luis del Teso y subí con la bicicleta a la parte de arriba del pueblo, donde llega buena cobertura para, desgraciadamente, confirmar la noticia.

Leer más ...

Te quiero, Puchi

Si hay algo jodido para un periodista es tener que escribir de forma aséptica, sin emociones, la muerte de un amigo. Convivimos con ello casi a diario: aviso de accidente, llamada al 112, llamada a Bomberos y a Policía en espera de unos datos, una edad, unas siglas tras las que nunca pensamos en la vida que hay detrás, en el dolor de miles de familias que cada año pierden a alguien en la carretera. En las que nunca pensamos que nos puede tocar tan de cerca que cada palabra es el filo de una navaja hundiéndose en las carnes.

Leer más ...

En tu NO cumpleaños

Dicen, querido Claudio, que hoy cumples años. Pero no es verdad. La gente como tú no cumple años porque es eterna, porque nunca se muere, porque no tiene fecha, ni principio, ni fin. Y ahora te veo así, con la copa de vino cerca y el cigarro siempre entre los labios, fumándote el tiempo. Con la sonrisa de niño y el don de la lucidez sobre los manteles blancos de las sobremesas, mientras los demás envejecemos y nos hacemos mayores y tú sigues ahí, inmaterial, inalcanzable, sin cumplir años, sin tiempo.

Leer más ...

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN