Menu

Consejos al volante, los Triángulos de Emergencia, cómo colocarlos

Consejos al volante, los Triángulos de Emergencia, cómo colocarlos

Si nuestro Vehículo sufre una avería o por cualquier circunstancia ha quedado parado o tenemos que pararle, siempre lo haremos en la zona menos peligrosa para los demás vehículos que circulen y para nosotros mismos. Es triste pero en muchos casos se da la circunstancia de que hemos tenido un pequeño accidente y al salir de nuestro vehículo para mirar los daños, etc., somos atropellados por otro vehículo.

Es importante señalizar nuestro auto, pero lo es también el hacerlo con precaución, podemos salir del vehículo desorientados y es muy peligroso dependiendo de la vía de circulación en la que nos encontramos. IMPORTANTE encender las Luces de Emergencia. Hay una circunstancia muy importante y es la posición del sol en ese momento. Todos nos hemos encontrado con momentos de perdida de visibilidad parcial y a veces casi total cuando el sol está muy bajo y nos da de lleno en la dirección que llevamos. Si en ese momento nos encontramos con un objeto (vehiculo) parado y mal señalizo, el PELIGRO es muy alto, tanto para el que se encuentra en movimiento como el parado. Atento a esta circunstancia y en base a ello tendremos que señalizar con más metros de distancia.

.Cuando ya nos encontramos parados y minimizando el peligro que esto puede ocasionar, nos pondremos inmediatamente el CHALECO reflectante de Alta Visibilidad Homologado (Obligatorio bajo sanción de GRAVE de 200€ y la Retirada de 3 Puntos) tanto nosotros como nuestros ACOMPAÑANTES y posterior cogeremos los TRIANGULOS de Peligro (No llevarlos, no colocarlos o colocarlos mal, suponen una Sanción de 100€).

.Aunque pueda parecer fácil, la colocación de los triángulos es muy importante y de ella puede depender, incluso, nuestra vida o la de las personas que acudan en tu ayuda como ya hemos comentado.
.Después, es importante atender al tipo de vía en el que se encuentra el vehículo. Si se trata de una carretera de doble sentido se colocarán dos triángulos: uno, 50 metros por delante y otro, 50 metros por detrás del punto de parada. En el caso de vías de dos o más carriles por sentido, como autovías o autopistas, es suficiente con situar un único triángulo 50 metros por detrás del vehículo detenido.
.Estas distancias no son aleatorias: A 120 km/h, un conductor necesita una media de 113 metros para detectar la emergencia, identificarla, calibrar el peligro y reducir la velocidad. Por eso, si el triángulo es visible al menos a 150 metros del punto de detención, hay espacio suficiente.
.En todos los casos, los triángulos deben colocarse perpendiculares al eje de la vía, de forma que los conductores que avancen hacia ellos los vean sin problemas. Si se colocan oblicuos, su visibilidad se reduce notablemente y pueden pasar inadvertidos para muchos conductores.
.A veces, el viento o cualquier otra circunstancia pueden tumbar los triángulos. Es necesario comprobar periódicamente que estos siguen en su sitio y, si es necesario, volver a colocarlos correctamente.
.Efectivamente, el hecho de no poner los triángulos, ponerlos mal, o no llevarlos en el vehículo son infracciones que siempre podrán ser objeto de denuncia. Hay que recordar que cuando un vehículo sufre una avería y queda inmovilizado en la calzada, lo primero será procurar que el vehículo quede colocado donde cause el menor obstáculo posible a la circulación, pudiendo utilizar el arcén o la mediana si fueran precisos.

.Según el artículo 130 del Reglamento General de Circulación, Inmovilización del vehículo y caída de la carga:
"Si por causa de accidente o avería el vehículo o su carga obstaculizasen la calzada, los conductores, tras señalizar convenientemente el vehículo o el obstáculo creado, adoptarán las medidas necesarias para que sea retirado en el menor tiempo posible, deberán sacarlo de la calzada y situarlo cumpliendo las normas de estacionamiento siempre que sea factible (artículo 51.2 del texto articulado).
Siempre que, por cualquier emergencia, un vehículo quede inmovilizado en la calzada o su carga haya caído sobre ésta, el conductor o, en la medida de lo posible, los ocupantes del vehículo procurarán colocar uno y otra en el lugar donde cause menor obstáculo a la circulación, para lo cual podrán, en su caso, utilizarse, si fuera preciso, el arcén o la mediana; asimismo, adoptarán la medidas oportunas para que el vehículo y la carga sean retirados de la vía en el menor tiempo posible.
En los supuestos a los que se refiere el apartado anterior, sin perjuicio de encender la luz de emergencia si el vehículo la lleva y, cuando proceda, las luces de posición y de gálibo, en tanto se deja expedita la vía, todo conductor deberá emplear los dispositivos de pre señalización de peligro reglamentarios para advertir dicha circunstancia, salvo que las condiciones de la circulación no permitieran hacerlo. Tales dispositivos se colocarán, uno por delante y otro por detrás del vehículo o la carga, como mínimo a 50 metros de distancia y en forma tal que sean visibles desde 100 metros, al menos, por los conductores que se aproximen. En calzadas de sentido único, o de más de tres carriles, bastará la colocación de un solo dispositivo, situado como mínimo 50 metros antes en la forma anteriormente indicada

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN