Logo
Imprimir esta página

Cuerpos de hoy ¿esculturales y ejemplares?...

Cuerpos de hoy ¿esculturales y ejemplares?... Cuerpos de hoy ¿esculturales y ejemplares?...

En nuestro día a día vivimos un montón de situaciones en las que vemos que la imagen lo es todo... Sobre todo se tienen muy en cuenta las medidas corporales y la apariencia. Todo ello sin tener en cuenta NUNCA, algo tan importante y básico como es la salud.

En mi experiencia personal que no es mucha, pero suficiente, he llegado a ver hasta ofertas de trabajo en las que se hacía hincapié en una talla determinada o similar.

No nos damos cuenta del daño que todo esto de la imagen, así como de la creación de un canon ¿ideal? Que la sociedad ha autocreado y autoimpuesto al mismo tiempo y que gobierna en muchos casos todo valor, y toda idea acerca de las personas que podemos tener delante.

Tan complejo es el tema, que a lo largo de muchas décadas, este valor imperante, ha hecho de la vida de algunas personas un referente, una manera de vivir, UNA MOTIVACIÓN. Una perniciosa motivación que pasa factura con una etiqueta que es algo mas allá de una etiqueta UNA ENFERMEDAD: Anorexia o bulimia (recientemente se observan también casos de vigorexia* o tanorexia*), una enfermedad, que no es solo eso, sino un montón de problemas: anímicos, emocionales, sociales, familiares, físicos, así como un montón de secuelas.

¿Pero entonces que estamos haciendo mal?

Hoy día en los medios de comunicación y de difusión así como de publicidad, se ven ciertos cánones de belleza que se siguen en ocasiones o tratan de seguirse como una religión o como el 8 sigue al 9. Hasta el final y con todas las consecuencias. Esto tiene su lado malo. Y a veces muy malo. Ello conlleva problemas alimenticios y de autoimagen. La gente se somete a su propio cuerpo y a lo que es peor: a lo que los demás puede que piensen a partir de la imagen que proyecten con su cuerpo e imagen.

Nadie sabe ya como parar esto. Lo que si se puede afirmar es que está adoptando dimensiones desproporcionadísimas e incontrolables en muchos casos. ¿Por qué ha de ser una modelo huesuda y delgada más merecedora de belleza y de una vida feliz que una que no lo es? ¿Quién nos contó que esto debía ser así? Y lo peor ¿Por qué nos lo creímos como sociedad?

Creo que esto es imparable, y se debe actuar. Se debe actuar por juzgar a las personas antes de nada por sus cualidades, intereses, y lo que puedan aportar... No por la imagen que proyectan, pues esta es puramente subjetiva... Todos sabemos que muchas veces vemos por la calle a una mujer (o un hombre en su caso) con un vestido o traje que nos horroriza pero ella o él parecen ir de lo mas orgullosos con él, o por citar otro ejemplo, ¿a quién no le ha pasado que en una conversación sale un libro que ha leído y adora, y el resto lo detestan y lo describen con adjetivos poco positivos?

Creo que deberíamos relajarnos y evitar que estos cánones sean las auténticas biblias de mucha gente en especial gente joven, que se identifican de forma acérrima con la imagen que proyecta su cuerpo. Y esto sólo es parable si no se bombardea constantemente con ello de modelo.

Por el contrario lo que sería muy favorable sería promover la buena salud, el cuidado de la mente y el cuerpo, del ejercicio físico y de los estados saludables. Esa es una buena dirección. ¿De qué sirve un cuerpo que los demás ven bonito porque un canon establecido así lo estableció, si por dentro está enfermo?

Vigorexia: trastorno comportamental caracterizado por la presencia de una preocupación obsesiva por el físico y una distorsión del esquema corporal.

Tanorexia: o adicción al bronceado, es el término usado a menudo para describir una condición en la cual una persona genera una necesidad obsesiva para lograr un tono de piel más oscuro, ya sea tomando el sol al aire libre o en cabinas de rayos UV, que nunca puede alcanzar al creer tener un tono mucho inferior al real.

Lo último de Raquel Herrero Palacios

Contacto © CEI Zamora 69 S.L. Todos los derechos reservados. I&G