Menu

La felicidad...

La felicidad La felicidad

Sobre este tema lo hemos escuchado casi todo... ¿Verdad que si?

Esta vez hablaré de este tema debido a los días en los que estamos. Ahora todo el mundo cuando se ve por la calle o se despide, (entre los cuales yo me incluyo la primera) se dice ¡qué tengas feliz año! O... ¡Qué pases una Nochevieja genial! [...]

Si todo eso está muy muy bien pero... ¿Qué hay del resto del año? ¿Nos acordamos todo el año de procurarnos nuestra propia felicidad y facilitarle la suya a los demás? Me temo que no...

Una vez pasan los primeros 15 días de enero, ya todo cae en saco roto y volvemos a ser los mismos de siempre. Los mismos que, nos preocupamos por tonterías, por lo que la gente dirá o pensará de nosotros, de si hicimos bien haciendo tal cosa o hicimos mal... Y muchas veces, a mayores de eso, seguiremos machacándonos con las cosas que nos hagan sufrir en vez de echar "balones fuera" y desterrarlas de por vida...

Y digo yo entonces ¿Para qué esa parafernalia de desear tanta felicidad un par de días si luego no se predica con el ejemplo?

Deseamos mucha felicidad al otro pero en cuanto pasan esos pocos días que os comentaba, ya volvemos a herir y lastimar sin querer, seguramente, a nuestros seres más queridos y saboteando la felicidad que podríamos tener, así como nuestro agradecimiento a todo aquello que tenemos...

Creo que además pasamos por fechas y tiempos que no son del todo fáciles y debemos hacer una especie de nuevo propósito, este sí de obligado cumplimiento, para luchar y encontrar todos los días del año nuestra propia felicidad, porque encontrarla es lo fácil. Lo difícil es el hecho de tratar todos los días de vivir lo más relajada y fácilmente que se pueda, alegre y feliz.

El otro día hablando con un amigo mío... me dijo ... "de verdad... no tiene sentido darle tanta importancia ni estar tan disgustados por tonterías... piensa que en cien años ya no estaremos por aquí y realmente estamos gastando el tiempo..."

Si, siendo psicóloga, me dijo eso, y reflexioné y me dije, que razón, porque a veces no os penséis, también a mi me cuesta encontrar esa felicidad perpetua y no la caduca de dos días de final de año...

Os invito a este propósito, manido pero muy necesario y que todas vuestras metas se vean si no conseguidas, por lo menos intentadas con pequeños pero a la vez grandes logros. A modo de ejercicio, os será muy útil, os deseo motivación y un buen progreso. ¡Vamos!

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN