Menu

El Gobierno declara la Semana Santa, el Carnaval y la Trashumancia Patrimonio Cultural Inmaterial de España Destacado

El Gobierno declara la Semana Santa, el Carnaval y la Trashumancia Patrimonio Cultural Inmaterial de España

El Ejecutivo destaca la pluralidad de las celebraciones que se remontan a la época medieval, su referente identitario, la gran participación popular y su proyección internacional.

El Gobierno de España ha declarado en su último Consejo de Ministros la Semana Santa, el Carnaval y la Trashumancia como Manifestación Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial, destacando que son "fenómenos plurales que configuran la identidad de España". El Consejo de Ministros daba luz verde el pasado viernes a la propuesta del ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, en lo que constituye la primera ocasión en la que se aprueba una declaración de estas características en aplicación de la Ley de Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial.

Esta declaración global, cuya propuesta se hizo formal en 2015, no afecta a la declaración específica que cada una de las celebraciones tengan en cada Comunidad Autónoma, como es el caso de la de Zamora, única Semana Santa declarada BIC en Castilla y León y en el país.

En lo que respecta a la declaración de la Semana Santa, el Gobierno ha aprobado el reconocimiento nacional al considerar que "no existe un único modelo de celebración de la Semana Santa española" y teniendo en cuenta sus múltiples variables en todo el país como fenómeno plural. Su "gran diversidad de valores culturales, desde su función como forma de expresión de la religiosidad popular a su papel como marcador identitario, pasando por su importancia como vehículo de conocimientos tradicionales y su relación con oficios artesanos, así como con las múltiples obras muebles e inmuebles de valor artístico" son valores que destaca la declaración, que cumple así los principios de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, aprobada por la UNESCO en 2003 y ratificada por España en 2005, y con el Plan Cultura 2020.

El Ejecutivo resalta asimismo que desde la época medieval, las celebraciones de Semana Santa han funcionado como "formas de expresión de la religiosidad popular" y como "referentes identitarios, no sólo para el mundo católico, sino también para gran parte del conjunto de la población" y que se ha convertido en un fenómeno plural en el que participan "todos los géneros y capas sociales, en muchos casos al margen de la práctica religiosa".

La declaración destaca su "gran proyección internacional", en especial para Latinoamérica.

Carnaval y Trashumancia

 

En cuanto al Carnaval, el Gobierno lo define como "una de las manifestaciones culturales inmateriales más emblemáticas, vividas y recreadas de España" y sobre la Trashumancia el Ejecutivo señala que constituye en la actualidad "un patrimonio vivo" que además de haber contribuido a "conformar la identidad cultural de muchos territorios", ha originado "un rico patrimonio cultural y etnográfico, reflejado en fiestas y tradiciones, en la toponimia, en la gastronomía y en toda la arquitectura relacionada con esta actividad".

Con estas tres declaraciones, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha manifestado su compromiso por "salvaguardar, proteger y difundir" el patrimonio cultural inmaterial, dando cumplimiento a los principios de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, aprobada por la UNESCO en 2003 y ratificada por España en 2005, y con el Plan Cultura 2020.

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN