Menu

La Junta pro Semana Santa baraja un Vía Crucis en la calle para el Congreso Nacional de Cofradías Destacado

  • Escrito por 
El paso de la Crucifixión ya viajó a Madrid con motivo de la visita del Papa a España El paso de la Crucifixión ya viajó a Madrid con motivo de la visita del Papa a España

En el Vía Crucis, de llevarse a efecto, participarán imágenes, pasos y enseres de la práctica totalidad de las cofradías zamoranas.

La Junta pro Semana Santa baraja, entre otras opciones, la celebración de un Vía Crucis en la calle dentro de los actos a celebrar en el VII Congreso Nacional de Cofradías que se organizará en Zamora entre los días 21 y 24 de febrero del próximo año 2019. En el Vía Crucis, de llevarse a efecto, participarían imágenes, pasos y enseres de la práctica totalidad de las cofradías zamoranas.

Además de la parte teórica y de investigación, con sus respectivos estudios y ponencias, desde el órgano de las cofradías zamoranas se baraja con un total hermetismo la celebración de un Vía Crucis en una plaza cercana al Museo de Semana Santa o a la Catedral para poder efectuar el rezo de las catorce estaciones del camino de Jesús a la Cruz deteniéndose ante otros tantos grupos escultóricos e imágenes que representan el momento que plasma el rezo. 

Aunque aún no existe un listado oficial de imágenes y grupos, ya que está posibilidad es aún un esbozo, por el propio contenido del Vía Crucis, no sería muy difícil elaborar una relación de pasos que podrían estar presentes en el rezo y que aglutinarían a la gran mayoría de hermandades zamoranas, aunque con una mayor representación de la Cofradía de Jesús Nazareno, que es la que saca en procesión la iconografía casi completa del Vía Crucis.

Así, entre las escenas que podrían verse en la calle en febrero podrían contemplarse la Despedida de Jesús y su Madre o el Jesús en su Tercera Caída (Tercera Caída); los Nazarenos de la Vera Cruz o de San Frontis, ambos del siglo XVII; Redención (obra cumbre de Mariano Benlliure), La Caída, la Verónica, la Desnudez o la Crucifixión (quizá también la Elevación o incluso Camino del Calvario, por su simbología), grupo que ya estuvo presente en Madrid con motivo de la visita del Papa en la JMJ; el Longinos (que celebra este año sus 150 años y es una de las obras de máximo esplendor de Ramón Álvarez) y el Descendimiento (o el Descendido, así como la Conducción al Sepuplcro) de la Real Cofradía del Santo Entierro, si bien lo más posible es que también salga a la calle Nuestra Madre de las Angustias (la devoción histórica de los zamoranos) como Piedad, la impresionante talla de Jesús Yacente como Jesús Muerto (podría ser también la del Santo Entierro) y, finalmente, el Jesús Resucitado de Ramón Álvarez, que da sentido a la Pasión y Muerte de Jesucristo, aunque existe otra imagen de Jesús vivo, como es la de Luz y Vida, que podría cerrar este Vía Crucis.

Resta por saber si podría encajar algún crucificado como el Cristo de las Injurias o de la Buena Muerte, dos de las mejores tallas de la Semana Santa.

La idea que se gesta desde la Junta Pro Semana Santa, de ser viable y una vez sometida a los permisos oportunos, es otorgar también representación al resto de las cofradías. Así, en el rezo estaría presente la Virgen de la Soledad, la gran devoción de Zamora, acompañada por la Santa Cruz de la Vera Cruz (símbolo de ese Vía Crucis y de la cristiandad). En este rezo participarían también diversos enseres procesionales representativos de los días santos.

Las estaciones penitenciales que marcarán el rezo serán las pertenecientes a la Cofradía de Jesús del Vía Crucis (integradas por los paños del paso de la Virgen de la Esperanza, obra de Víctor de los Ríos y adaptadas posteriormente por Antonio Pedrero como estaciones al ser puesta la imagen a hombros) y la parte musical correrá a cargo de las bandas de música de Zamora.

Cabe recordar que en el último congreso nacional celebrado en Medina del Campo todas las hermandades sacaron a la calle a sus principales imágenes de devoción acompañadas de grupos de cofrades y bandas con las túnicas y distintivos de cada una de las cofradías, aunque ese aspecto es algo que en principio no se contemplaría en Zamora, si bien la idea aún es un proyecto que debe tomar forma definitiva y concretar muchos de sus aspectos.

Mientras, en el seno de la Junta pro Semana Santa comienzan a gestarse los grupos de trabajo del congreso no solo con cofrades y directivos, sino también con destacados profesionales de diversas áreas invitados al efecto, que iniciarán sus pasos en breve.

Eventos complementarios

Además de los actos que organice la Junta pro Semana Santa, la Junta de Castilla y León ya se ha comprometido a realizar un gran evento turístico complementario al Congreso Nacional de Cofradías para afianzar la posición de Castilla y León como Comunidad referente en turismo religioso en el país con actividades promocionales y expositivas a fin de posicionar la Semana Santa de Castilla y León como referente artístico, cultural y turístico a nivel nacional e internacional.

Además de ostentar la declaración de Interés Turístico Internacional y de ser la única Semana Santa declarada por el momento como Bien de Interés Cultural o Patrimonio Inmaterial del pueblo zamorano, hay que destacar que Zamora fue precisamente la capital que acogió el Primer Congreso Nacional de Cofradías en 1987.

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN