Menu

Sábado Santo: Cofradía de Jesús Nazareno (Virgen de la Soledad) Destacado

  • Escrito por 
Virgen de la Soledad, una de las imágenes más queridas por los zamoranos (Fotos: Horacio Navas) Virgen de la Soledad, una de las imágenes más queridas por los zamoranos (Fotos: Horacio Navas)

Es el tramo final. Zamora acusa ya el cansancio de una Semana Santa prácticamente vivida pero se echa a la calle para acompañar a la Virgen de la Soledad en las filas o en las aceras. Miles de mujeres alumbran el camino de la imagen, la de la mirada baja y las manos entrelazadas en el regazo, la del luto sencillo y el rostro dulce; la devoción más querida de la ciudad.

ITINERARIO: Sale a las 20 horas de la Iglesia de San Juan, para continuar por Renova, Sagasta, Santa Clara, Avenida de Alfonso IX, Plaza de Alemania, San Torcuato, Plaza Sagasta y Renova, entrando en la Plaza Mayor, donde se entonará la Salve a la Virgen, para regresar al templo de salida.

Historia

La Virgen de la Soledad cierra el desfile de la Cofradía de Jesús Nazareno cada Viernes Santo y desde el año 1909 se organizaba una procesión popular en su honor cada Sábado Santo que cuajó en 1948 con la fundación de la Sección de Damas de la Virgen de la Soledad, filial de La Congregación. En sus salidas procesionales la imagen va aderezada con una corona labrada en 1924 en los talleres de Cordón, de Salamanca, sufragada por suscripción popular. La imagen recibe culto en la iglesia de San Juan, donde tiene erigida su sede canónica la cofradía.

Despedida a la Virgen en la Plaza MayorCerca de 4.000 mujeres acompañan a la Virgen, que en la tarde del Sábado Santo viste sencillo manto de viuda. Unificada ya la antigua sección en la Cofradía de Jesús Nazareno, las hermanas visten de luto una capa de tergal negro con capucha de una sola pieza, abotonada en la parte delantera, un hábito que rompe un tanto la estética tradicional de las procesiones femeninas y la estética general de la Pasión zamorana. Portan una tulipa de cristal con vela morada.

Imagen: Virgen de la Soledad, de Ramón Álvarez (1886). La talla fue regalada por Joaquín Muñiz Arribas, quien la encargó al imaginero local y que sustituyó a una imagen anterior. De hermoso rostro y con las manos entrelazadas en el regazo, es probablemente la Virgen más querida por los zamoranos. Su sencillez y su dulce expresión de recogimiento no deja indiferente a nadie. Si en la madrugada del Viernes Santo desfila con manto de terciopelo negro bordada en oro, en la tarde del Sábado Santo lo hace con un liviano manto de viuda que conforma la estampa más clásica de la imagen, pues así recibe culto todo el año en la iglesia de San Juan.

Dónde verla: La procesión discurre por las calles más céntricas de la ciudad, atestadas de gente. La Virgen es escoltada por la Policía Municipal de Zamora, que la tiene por Patrona y que desfila de gala en la procesión. Destaca su llegada a la Plaza Mayor, donde tiene lugar el cántico de la Salve a modo de despedida mientras miles de tulipas se alzan al cielo cuando la Virgen regresa a la iglesia de San Juan.

 

 

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN