Menu

Cáritas de Zamora apuesta por la esperanza

  • Escrito por 
Cáritas de Zamora apuesta por la esperanza

El Centro de Formación y Empleo de Cáritas Diocesana de Zamora ha acogido esta mañana la rueda de prensa de presentación de su Campaña de Navidad. Este año tiene por lema "Navidad es tiempo de esperanza", y por este motivo se han distribuido por las 303 parroquias de la Diócesis de Zamora miles de ejemplares de la hoja informativa nº 57, que junto con la información ordinaria de la actualidad de Cáritas recuerda que el próximo domingo 5 de enero se realizará la colecta especial de Navidad.

El primero en intervenir fue Antonio Jesús Martín, delegado episcopal de Cáritas Diocesana de Zamora, que recordó el lema que está marcando las campañas de sensibilización de estos años en toda España: "Vive sencillamente para que otros, sencillamente, puedan vivir".

Incremento de solicitudes de ayuda

En esta campaña, según el delegado, "Cáritas quiere acentuar que es un tiempo de esperanza, que en medio de las circunstancias, de la realidad que vivimos, en la que parece que no hay salida, tenemos que generar esperanza. En un mundo donde cada vez hay más vulnerabilidad y exclusión, y gente que se está quedando al margen, no podemos quedarnos en la impotencia. Desde Cáritas pensamos que hay que promover la esperanza".Rueda de prensa de Cáritas

"Esto se acentúa más en nuestra tierra de Zamora, donde el pesimismo y la desesperanza son crónicos", destacó Antonio Jesús Martín, "y por eso hay que generar esperanza. Cáritas no sólo lo hace desde la teoría, sino desde la acción, tratando de estar cerca de los excluidos, de los que sufren la esta crisis crónica".

Aunque no se ha cerrado el balance del año 2013 en la entidad, "es un año en el que las personas que ya estaban en situación de necesidad han seguido, y no sólo han seguido, sino que los datos apuntan a un cierto incremento de personas que han solicitado ayuda, y que solicitan más ayuda, porque se van acabando las ayudas, las prestaciones por desempleo, y aumentan las familias que se quedan sin ningún tipo de recurso ni de subsidio. Se incrementan las demandas para el tema de alquileres, luz, agua... cosas que son básicas".

Esperanza que se cumple

Preguntado por las razones de esta esperanza en la situación actual, el delegado episcopal de Cáritas Diocesana de Zamora señaló que "en primer lugar, la esperanza en Cáritas tiene un componente religioso, porque Cáritas es la Iglesia". En segundo lugar, explicó, "hay razones humanas, porque la esperanza es una de las claves humanas que no se puede perder, en medio de las dificultades".

"Y cuando hablamos de la esperanza desde Cáritas, es porque se cumple", añadió como tercera razón. Y puso algunos ejemplos: "en medio de la situación caótica que vivimos, se logra que personas puedan encontrar empleo. El que 80 ó 90 personas encuentren un empleo en un año en Zamora gracias a la mediación de Cáritas, es un motivo para la esperanza. El que 150 niños estén recibiendo un complemento educativo a su educación en los CAM genera esperanza. El que haya personas que aporte sus donativos genera esperanza, como algunos que dicen: 'te doy 15 euros porque no puedo dar más'. No somos insolidarios, no somos ajenos al sufrimiento de tanta gente".

La animación comunitaria

El delegado de Cáritas mencionó un tema prioritario, que Cáritas está trabajando mucho en estos momentos: "la animación comunitaria, para generar en la comunidad cristiana y en la sociedad la mentalidad de que esto nos afecta a todos, y la ayuda ha de partir de todos".

La encargada de explicarlo fue Yolanda García, técnico del programa de Animación Comunitaria. "Desde hace 3 años y medio se viene descentralizando la acción de Cáritas, sacándola de Cáritas Diocesana", comenzó a decir. Los encargados de este tema "acompañan a los grupos de Cáritas parroquiales para apoyar la acción que se hace allí, la intervención social. También la formación en los lugares donde están formados esos grupos, y de sensibilización y consolidación en los arciprestazgos y zonas donde no se han creado aún".

El equipo encargado de la animación comunitaria está formado actualmente por 4 técnicos y un coordinador, y sus áreas principales de acción son tres: voluntariado, formación y sensibilización. "La clave central es el acompañamiento, sobre todo a través de los sacerdotes en los grupos parroquiales ya formados, y a los necesitados". Se pretende "que la gente pueda ser bien atendida en el lugar en donde vive y no tenga que desplazarse a las oficinas centrales de Cáritas Diocesana en la capital". Y su objetivo fundamental es "coordinar y acompañar los equipos de Cáritas parroquiales y de los arciprestazgos".

Vivienda, empleo y necesidades básicas

Antonio Jesús Martín subrayó después que "los principales problemas que se perciben desde Cáritas Diocesana y las Cáritas parroquiales y de los diversos arciprestazgos son el empleo, la vivienda y la atención a las necesidades básicas".

La encargada de ofrecer más detalladamente esta información fue Mercedes Morán, directora de Cáritas Diocesana de Zamora, que señaló que "parece que vivimos todos muy cómodos, pero desde Cáritas queremos mejorar los derechos de las personas. Sabemos que la vivienda es un derecho, y no un regalo. Estamos acompañando a muchas personas que no tienen acceso a la vivienda, y estamos muy preocupados porque la dignidad humana no se recorta".

Además, afirmó, "queremos que las personas seamos capaces de influir en nuestro entorno. Hay personas que están viviendo con 426 euros, y queremos hacer un llamamiento a influir para que en esta sociedad no nos pasemos la vida esperando un día de suerte. Tenemos que movilizarnos y actuar. Ojalá tengamos acuerdos con las Administraciones para poder hacer alquileres sociales para las familias, para que puedan disfrutar del bienestar al que todos tenemos derechos como ciudadanos. Los colectivos vulnerables tienen que encontrar su sitio en la sociedad". Por ello, señaló que habrá reuniones con las Administraciones para ver si es posible un convenio que promueva esos alquileres sociales.

Explicó que "hay un porcentaje cada vez mayor de personas que necesitan ayuda para pagar el alquiler de la vivienda". El delegado añadió que "es difícil precisar cifras, pero raro es el día que no vengan dos o más familias demandando ayuda para la vivienda".

Una sociedad solidaria

El delegado de Cáritas Diocesana afirmó que "la sociedad zamorana sigue siendo solidaria. Una de nuestras fuentes de ingresos fundamentales es la comunidad cristiana a través de las parroquias. La gente es solidaria, y responde desde las posibilidades. También se nota la implicación de personas y empresas apoyando la labor de Cáritas. En tiempos de dificultad se incrementa la solidaridad. El problema es hasta cuándo".

Preguntado por el particular, Antonio Jesús Martín habló de la "empresa de inserción laboral, vinculada al Programa de Empleo de Cáritas, que se puso en marcha en febrero de 2013. Trata de colocar a personas que están en exclusión, porque tienen más dificultades que el resto de la gente". En este comienzo se ha optado por la jardinería, y están trabajando tres personas en este proyecto de inserción.

Contando con las ayudas de Inditex, "a lo largo de este año que comenzamos pondremos en marcha algún proyecto más, vinculado al ropero de Cáritas". Las ayudas previstas están en torno a 40.000 ó 50.000 euros, "y a partir de esto pondríamos en marcha el proyecto". ¿La causa? "Queremos dignificar el tema de los roperos, algo que estamos pensando ahora, y generar así también algunos puestos de trabajo".

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN