Menu

Un arbitraje indigno deja al CB Zamora sin una merecida victoria Destacado

Iza es bloqueado por un rival | Foto Zamora News Iza es bloqueado por un rival | Foto Zamora News

Un arbitraje deleznable, inexplicable, indigno de la categoría y, encima, en tu casa dejó al CB Zamora -que realizó un partido encomiable con tan solo 8 jugadores en la rotación- sin una victoria que mereció justamente durante los 40 minutos reglamentarios y los cinco de añadido. Ziga Samar tuvo dos tiros libres para darle la victoria a su conjunto, pero la presión y el cansancio pudo al joven esloveno, que no consiguió anotar ninguno de los dos lanzamientos. El partido finalizó con un marcador de 74-77 en un encuentro en el que el conjunto de Zamora tuvo que lidiar con demasiados impedimentos. 

GALERÍA DE IMÁGENES

Otro gran inicio de los de Saulo Hernández

Qué les dirá Saulo Hernández a sus hombres para que en cada inicio de partido salgan a la cancha como si de la guerrilla del Vietcong se tratase. No debería sorprender a las alturas de temporada que estamos, pero sigue siendo una gozada ver como los guerreros azulones saltan espídicos al parqué en todos y cada uno de los partidos. Esta intensidad le sirvió a los locales para poner en el marcador un 9-1 a falta de cinco minutos para el final del primer cuarto y que obligó al entrenador del CB Prat a solicitar tiempo muerto.

La eficacia del parón fue absoluta, ya que el conjunto visitante logró sumar un parcial de 3-8 y colocarse a tres puntos (12-9). La salida de Iza, pívot del CB Zamora, permitió a los azulones mejorar su agresividad en la pintura, forzando algunas faltas del conjunto catalán que le sirvió para sumar algunos puntos desde la línea de tiros libres. El primer cuarto, muy disputado en los postes bajos de ambas canastas, finalizó 18-15 y con la sensación de que el duelo físico iba a tener un papel preponderante dado el desgaste que experimentaron ambas escuadras en estos primeros diez minutos.

El inicio del segundo cuarto comenzó con un intercambio de golpes entre ambos conjuntos, el juego interior seguía copando los ataques de ambos conjuntos, con especial protagonismo de las internadas a canasta. El lanzamiento exterior, tan popular en el baloncesto contemporáneo, quedó relegado durante estos 20 primeros minutos, donde ambas escuadras apostaron por un juego muy táctico con una gran utilización de los bloqueos y los relevos en las marcas.

Sesé enciende los ánimos con una fea acción sobre Libroia

El partido se encendió cuando habían trascurrido tres minutos del segundo periodo. El CB Zamora logró robar el balón, el italoamericano Anthony Libroia agarró la bola y salió disparado cuando Sesé, jugador del CB Prat, decidió parar el avance del base local con una jugada muy fea y que denota una falta de compañerismo y profesionalidad tremenda. Rozando la expulsión, el “8” rival se plantó sobre la cancha dejando el hombro en la cara de Libroia, que salió disparado contra el suelo. Los árbitros, inexplicablemente no sancionaron la infracción con falta antideportiva y resolvieron la vergonzosa acción con una técnica para Libroai que, como era de esperar, se revolvió ante tamaña injusticia.

Volviendo al baloncesto, el CB Zamora consiguió irse en el marcador con una diferencia de ocho arriba, 38-30, al final de la primera parte. El conjunto azulón (este año blanquirrojo) logró cerrar el rebote gracias al buen trabajo de Namdi, Javier Beltran y Bryce Canda -este último destaca por ser un anotador compulsivo, pero es también un baluarte en lo que a agarrar rebotes defensivos se refiere-. Iza con 10 puntos fue el hombre más destacado de estos primeros minutos. Asimismo, esta primera mitad también dejó la mala noticia de la lesión de Marzo, interior del CB Prat, que tuvo que abandonar la cancha después de que se le saliese el hombro en una acción fortuita con su homólogo Namdi.

El juego interior azulón desorienta a la defensa catalana

Una vez más el CB Zamora salió más intenso que su rival y consiguió imponer el ritmo que más le convenía, que en esta ocasión era alto. Los zamoranos consiguieron desquiciar a sus rivales catalanes, que empezaron a encadenar pérdidas que devinieron en contraataques bien ejecutados por los rápidos exteriores zamoranos (de hecho, en buena parte del encuentro Saulo llegó a jugar con un quinteto de “bajos” y sin pívots).

Saulo Hernández, que planteó un partido muy diferente a lo que nos tiene acostumbrados, con mucho juego interior, desarboló la táctica de su rival, al que se le vio muy frustrado con un planteamiento de partido que no se esperaba para nada. Namdi e Iza fueron surtidos de infinidad de balones que no desaprovecharon. Por su parte, el conjunto de Llobregat estuvo especialmente errático y promedió un raquítico 37% en tiros de campo; fio buena parte de su juego al perímetro y tampoco le funcionó, con tan solo 5 aciertos de 21 a falta de un minuto para el último cuarto (57-45).

Los árbitros se olvidaron los silbatos en casa

En honor a la verdad el partido no destacó por el juego preciosista. Ambos equipos estuvieron muy negados en el lanzamiento exterior y la producción ofensiva llegó a través de la pintura. Además, el arbitraje, malo de solemnidad, desquició a ambos conjuntos, si bien es cierto que los más perjudicados fueron los de casa, que se llevaron toda una ristra de palos de origen barcelonés.

A falta de cuatro minutos el CB Zamora vencía 65-59, pero el cansancio empezaba a hacer mella en la escuadra local, que prácticamente jugaba con una rotación de siete jugadores debido a las lesiones de Mendikote, Nicholas y Biel. En lo que respecta al Prat, los catalanes estaban muy negados en el lanzamiento, si bien es cierto que durante los últimos minutos la posibilidad de lograr la remontada espoleó los ánimos visitantes.

La actuación de los árbitros fue inexplicable, que a falta de 50 segundos el CB Prat sumara una única falta personal después de practicar un baloncesto que rozaba la legalidad del reglamento es inexplicable. Lo raro es que los jugadores del CB Zamora aguantaran mentalmente sin salirse del encuentro. Una última jugada del CB Zamora, con el marcador 70-68, fue el colmo. Namdi salto para coger un balón colgado y cuando iba a interceptar la bola recibió un manotazo desaforado que le impidió atajar el balón. Una vez más, los colegiados no apreciaron la evidente falta y el conjunto catalán gozó de una oportundiad para empatar que no dejó escapar. El partido fue a la prórroga única y exclusivamente porque los árbitros quisieron.

Ambos equipos llegaron al tiempo de descuento con la gasolina justa. El CB Zamora apenas tenía fuerza para regresar en defensa cuando perdía el balón. Ziga Samar, el joven esloveno de 19 años, fue el que tomó la responsabilidad y con un gran triple puso a los zamoranos 74-73 con 13,9 segundos y bola para el Prat, que dispondría de la última para ganar el encuentro. Los catalanes tejieron una gran jugada y consiguieron un buen tiro abierto que les sirvió para poner 74-75 a los visantes cuando únicamente restaban 10,9 segundos para la conclusión del partido. 

Ziga Samar tuvo dos tiros libres para darle la victoria a su equipo, pero al final no pudo ser y el CB Prat se llevó un encuentro que mereció perder, pero que los árbitros no quisieron que fuese así. 

 

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN