Menu

Movilla: "Este equipo tiene los pies en el suelo"

  • Escrito por 
Movilla: "Este equipo tiene los pies en el suelo"

El técnico del Zamora intentaba reducir la euforia reinante entre la afición antes de un partido que podría colocar líderes a los rojiblancos.

David Movilla, tras repasar la clasificación después de la victoria frente al Unionistas, ya ve más definitiva la salvación: “Los 25 puntos ya certifican ese objetivo que teníamos, y la verdad que muy contento por ello. No solo haberlo conseguido sino haberlo hecho a falta de cuatro jornadas para nosotros simboliza mucho”. Y añade: “Lo que están haciendo estos chicos es extraordinario, y la verdad es que estoy muy agradecido por ello, ya se lo he transmitido, y es una gozada verles entrenar, verles competir, verles crecer y ver como todos y cada uno de ellos se alegran de lo que el equipo construye independientemente del protagonismo individual de cada uno. Y la verdad es que para mí es un orgullo enorme formar parte de este equipo y haber logrado ese reto que nos marcamos a falta de cuatro jornadas para ese final de la primera fase”.

El míster no piensa en el liderato: “No somos ajenos a que se habrá creado un clima de euforia, pero este equipo tiene los pies en el suelo. Lo que pensamos es que nos quedan diez partidos, que queremos disfrutar de estos diez partidos, yo estoy pasándomelo bomba con estos chicos, y me siento muy orgulloso incluso en las derrotas, yo incluso en el día del Celta que es la derrota más reciente me sentí orgulloso, y lo que pensamos es que vamos a disfrutar estas diez jornadas, compitiendo como lo estamos haciendo. Con esa rebeldía y sabiendo que a un partido le podemos ganar a cualquiera, pero somos conscientes de los equipos que tenemos ahí cerca, a los que están por detrás, a los que están por delante…”.

Movilla continuaba diciendo: “Muchas veces nos afectamos con llegar a los sitios, en ese anhelado viaje a Itaca, y queremos disfrutar de todo lo que Itaca nos da, y está siendo maravilloso, y así lo sentimos. Yo aquí podría hacer unas declaraciones que fueran muy ambiciosas y luego meter a los once jugadores debajo del larguero, podría hacerlo y quedaría como un entrenador ambicioso. Yo creo que la ambición la demuestran estos chicos en cada partido, jugando con el rival de tú a tú, yendo a ganar todos los partidos en todos los campos. Y unas veces ganamos, otras empatamos y otras perdemos, porque el potencial de este grupo es enorme y la dificultad de estas cuatro jornadas va a ser enorme, y luego las seis que nos queden en la fase que sea va a ser enorme, y más concretamente en estas cuatro, de las que tres son salidas. Sobre todo porque los equipos que se están jugando la permanencia son tremendamente complicados, y lo digo con conocimiento de causa”.

Acerca de si es una locura pensar en la Pro o en la Segunda A: “El objetivo no es llegar a ningún lado, sino ser nosotros mismo en el camino. El objetivo es dar en estos diez partidos nuestra mejor versión. No tengo ni idea de hasta donde va a ser capaz de dar este equipo, a mí cada día me sorprenden”. Y continuaba: “No voy a ponerle límites a este equipo, pero tampoco voy a hacer una fanfarronada aquí ni voy a pecar de los que muchas veces se hace, de hacer declaraciones altisonantes y luego que no se proyecte en el verde. Y lo que sí tengo muy claro, y hace ya semanas que lo siento, es que no sé donde va a llegar este equipo, pero que va a llegar al límite de lo que pueda haber, eso ya después de tantas jornadas estoy convencido. Y tendremos días malos, pero también siento que, porque llevo dos años y medio aquí, y afortunadamente ya no estoy pendiente en qué energía vibra el entorno zamorano, pero ya lo conozco, y me imagino que ahora seremos la leche, y en una semana o en tres días, nos puedan dar palos, y a mí el primero por todos lados. Entonces lo vivimos con gran tranquilidad, con gran conciencia y disfrutando mucho de todo esto, con el convencimiento de que estos chicos van a darlo todo y de que vamos a llegar a donde podamos llegar, y no tengo ni idea de a donde, porque nadie lo sabe, pero estos chicos a mí me sorprenden cada día, y yo estoy abierto a que me sigan sorprendiendo, yo no les voy a poner límites”.

De cara al partido frente al Guijuelo, que recientemente cambiaba de entrenador, el técnico bilbaíno ve así al rival ahora: “Chuchi se ha encontrado con muchas adversidades en forma de lesiones, sanciones, partidos de gran dificultad, porque son todo circunstancias muy extrañas, el domingo el campo estaba nevado, y que las está afrontando de la mejor manera: alejándose del victimismo, y bueno con ese gen competitivo que él tiene, que ya tenía como jugador, y que está transmitiendo al equipo. A partir de ahí, es un rival herido y que si la liga acabara dentro de cuatro jornadas lo tendrían francamente difícil. Pero ellos saben, al igual que nosotros, que luego les van a quedar ocho jornadas más, y entonces es un equipo muy vivo, porque quedándoles doce jornadas les quedan 36 puntos, es una barbaridad. Y que independientemente de lo que pase el miércoles tiene todas las opciones de salvarse, lo cual no quita para que ellos intenten enderezar ya, poner una victoria, y que no tenemos que obviar algo que independientemente de su situación clasificatoria sabemos la dificultad que nos pusieron aquí en el partido de ida, que fue un intercambio de golpes que cayó de nuestro lado como podía haber caído del otro”.

Movilla también indicaba: “Es una plantilla con jugdores de gran nivel, como demostraron aquí no solo en el partido de liga, sino también en el Memorial de Agustín Villar, que estuvieron a un nivel tremendo y que fueron superiores a nosotros, y que luego yo creo que todos intuíamos desde el inicio de liga que el Guijuelo iba a ser un rival de los que iban a dar mucha guerra en un grupo muy complicado”. Así afirmaba también: “Tenemos el convencimiento de la dificultad que conlleva el terreno de juego, el rival, la necesidad y las capacidades y las competencias del equipo contrario”.

A si les ha condicionado tener partidos tan seguidos, el míster aseguraba: “Yo estoy reventado de ayer, imagínate los chavales. Estamos a lunes que a la vez para nosotros es viernes con lo que ello conlleva. No solo está la fatiga física, también está la mental. No hay tregua aquí, estamos todavía con mucho trabajo pendiente, y trataremos de llegar a un nivel óptimo a nivel mental, a nivel condicional también, pero esta es una dificultad para ambos equipos y de la misma manera la afrontamos”.

Sobre posibles bajas de cara al encuentro: “Bajas a modo de lesiones no añadimos ninguna a lo que ya teníamos, y sí es verdad que tuviéramos que jugar hoy, yo tampoco estaba para sentarme en el banquillo, pero bueno, esperemos entre hoy y mañana recuperar y el miércoles estar bien, y a modo de lesiones no hay nadie más, pero no cabe duda de que el equipo ahora mismo tiene una fatiga física y mental importante pero llegaremos bien al miércoles”.

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN