Menu

Camino Francés, el más popular entre los peregrinos del Camino de Santiago Destacado

Camino Francés, el más popular entre los peregrinos del Camino de Santiago

Una de las opciones más elegidas para llevar a cabo el Camino de Santiago es el Camino Francés, el cual ha sido elegido bien mundial por la UNESCO. Las personas que se lanzan a hacer el Camino de Santiago buscan vivir una experiencia llena de aventuras, dónde pondrán a prueba sus límites físicos y mentales, además de conocer gran parte del territorio de España.

Por estos motivos el Camino Francés suele ser tan popular ya que es el más largo pues recorre prácticamente todo el norte de España, brindándole al peregrino la oportunidad de conocer todo este maravilloso territorio. Para saber más acerca de las distintas opciones que hay a la hora de hacer el Camino de Santiago y en este caso particular conocer todo lo relacionado con el Camino Frances se puede buscar mucha información en webs especializadas para éste fin , una de estas páginas de internet dedicadas a este famoso recorrido es https://santiagoways.com/camino-de-santiago/camino-frances/.
Características principales del Camino Francés
El Camino Francés es uno de los más antiguos de esta ruta tan famosa mundialmente, en sus inicios prácticamente sólo recorrían este trayecto las personas creyentes que tenían como misión llegar hasta el apóstol Santiago el Mayor para cumplir alguna promesa que se le hubiera hecho al mismo, además de ser usado por creyentes, esta ruta también fue utilizada como ruta comercial, por lo que poco a poco fue ganando la popularidad que tiene hoy en día.

Como se comentaba anteriormente el Camino Francés es el más largo pues cuenta con un total de 760 kilómetros a recorrer a lo largo de 33 etapas aproximadamente. Hay que recordar que una etapa equivale a un día en el que se ha recorrido un total de 25 kilómetros.

De igual forma que pasa con otros caminos, en este caso se puede iniciar el trayecto en distintos puntos, afectando de esta forma al número total de kilómetros a recorrer. Los distintos puntos de inicio son Jean Pied de Port, Roncesvalles, Burgos, León, O'Cebreiro y Sarria para finalmente llegar a Santiago de Compostela, concretamente a la tumba del apóstol Santiago el Mayor.

La elección del punto de inicio recae directamente sobre el peregrino en cuestión, lo más importante a la hora de elegir un punto u otro debe ser la cantidad de días disponibles para realizar esta actividad así como de la preparación física que se tendrá en ese momento. En el caso de disponer de un mes entero para hacer el Camino Francés y tener una buena forma física, la mejor opción sería sin duda alguna empezar en Jean Pied de Port, por el contrario si no se dispone de un mes para hacer esta actividad lo más recomendable sería empezar en un punto más cercano a la ciudad de Santiago de Compostela.

Otro dato importante sobre este camino es que debido a su gran afluencia de peregrino cuenta con unas infraestructuras muy buenas así como una señalización impecable, evitando que el peregrino se pierda durante su trayecto. A lo largo de todo el Camino Francés hay un gran número de albergues para descansar, donde todos los peregrinos encuentren su sitio y ninguno se vea en la situación incómoda de no tener alojamiento al finalizar una etapa.

Al ser el Camino Francés uno de los más transitados, da la opción a la gente de conocer a otros peregrinos que están realizando el mismo trayecto que ellos sin mucho esfuerzo, de esta forma será muy fácil encontrar compañeros de viaje inesperados con los que compartir las experiencias vividas en cada etapa del Camino de Santiago.

Preparación física para hacer el Camino Francés
Debido a que el Camino Francés es de los más largos para hacer el Camino de Santiago, es crucial tener una buena preparación física y mental antes de ser llevado a cabo. Para ello, habrá que hacer un entrenamiento de fondo el cual se inicie con varios meses de antelación, esto depende de la condición física que se tenga a la hora de empezar a entrenar, en el caso de no tener ningún tipo de preparación sería conveniente visitar al médico y al fisioterapeuta para que nos diera algún tipo de pauta a seguir durante el entrenamiento sin llegar a lesionarnos por una mala práctica.

El entrenamiento tiene que tener como fin llegar a andar de una tirada (con descansos de por medio) alrededor de 30 kilómetros ya que esto es lo que se recorrerá aproximadamente en cada etapa. Al inicio del entrenamiento es importante no forzar al cuerpo y recorrer únicamente los kilómetros que se puedan sin llegar a sentir dolor, además hay que tener presente el tipo de calzado que se va a usar durante el Camino de Santiago a la hora de hacer los entrenamientos, ya que el pie debe acostumbrarse a su pisada y peso, pues debe ser un calzado que agarre tanto el pie como el tobillo en su totalidad.

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN