Menu

Argusino y argusinejos, los que llevan a los suyos en el corazón y bajo 30 metros de agua, recuerdo sin olvido Destacado

Argusino y argusinejos, los que llevan a los suyos en el corazón y bajo 30 metros de agua, recuerdo sin olvido

El 17 de septiembre de 1967 fue anegado el pueblo de Argusino por la aguas del embalse de Almendra. Cincuenta y tres años después en el mes de agosto los recuerdos son para las familias que solo tienen ya la Ermita y la cruz que señala en Google Maps el lugar donde se sitúan las tumbas de los antepasados. Aquellos argusinejos a los que ni siquiera dieron el honor de llevar el nombre del pantano que anegó sus tierras de labor, casas y recuerdos.

Si, las familias fueron indemnizadas, pero el pueblo fue dinamitado y destruido ya antes de la llegada de las aguas. Todos los que allí vivían, sus vecinos, tuvieron que buscarse otras localidades para vivir ya que ni siquiera se tuvo la consideración de hacerles un pueblo nuevo como se hizo en otras muchas localidades de aquella España en la que un dictador dictaba, los intereses de una compañía privaban por encima de personas y costumbres de raíces y sueños, y amén. El pueblo, hoy dí, ni dinamita, ni falta de reconocimientos, hoy día la historia hubiera sido otra. Aunque no la de la cobertura ni la de las líneas de teléfono esas que pretenden que en dos años lleguen a toda la provincia, que utopía.argusinejos.jpg

Los meses de agosto siempre fueron de recuerdo y celebración de la memoria del pueblo que mora bajo las aguas del embalse mal llamado de Almendra. La asociación Argusino Vive ha sido la encargada siempre de recordar que allí continúa la memoria de sus antepasados, de sus abuelos, padres, tios, y familiares que no fueron desenterrados que quedaron bajo el agua, y que ni siquiera pueden contar con las flores o los rezos de sus seres queridos en un punto fijo, salvo cuando el agua baja y deja al descubierto parte de sus lápidas.

argusino_14.jpg

Los vecinos salieron en carros, les despojaron, a cada vecino le dieron 30.000 pesetas, y muchos de ellos se suicidaron, enfermaron, rompieron sus raíces, angustia, lástima y tristeza, arrancaron de allí con sus enseres, pero dejaron hasta los restos de sus antepasados, hasta que de una vez por todas una reivindicación como esta que no viene en los libros de historia se haga realidad, porque hasta que muera el último argusinejo seguirán pidiendo un lugar donde rezar por sus muertos. 

El 3 de mayo el día en que habría que celebrar la tradicional romería que recuerda las fiestas de la Santa Cruz de Argusino tuvo que relegarse, como tantas otras, a la celebración virtual, cosas de la pandemia.argusino_19.jpg

Este año solo algunos argusinejos pasarán a bañarse a la orilla del embalse, rezarán cerca de la Ermita, recordarán que para llegar hasta su pueblo, hasta el camino es de zahorra, recordarán que solo ellos recuerdan, pero habrá siempre un medio que recuerde que los argusinejos forman parte de Sayago, de Zamora, de la tierra dura de Viriato, de antepasados con mucha historia y con mucho futuro, sus descendientes enseñarán a sus hijos que allí, en medio del Embalse del que tenía que haberse llamado de Argusino, sigue su historia, que esta la rememoran los descendientes de aquellos que moraron en Argusino localidad de la provincia de Zamora que no se olvida que sigue en el mapa y que aunque pocos ya tiene argusinejos y amigos que mantendrán su memoria por encima de las aguas que cubren un pueblo de Zamora que en 1967 dejó de ser, pero no de estar en las memorias de los que lo recordamos.argusino.jpg

 

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN