Menu

Aparece en Ferreras de Abajo el cadáver de un hombre en el río Castrón Destacado

  • Escrito por 
Antonio Arias, el anciano desaparecido el 5 de diciembre en Ferreras de Arriba Antonio Arias, el anciano desaparecido el 5 de diciembre en Ferreras de Arriba

Todos los indicios apuntan a que se trata de Antonio Arias, desaparecido el 5 de diciembre en Ferreras de Arriba

En la tarde del domingo ha aparecido en las aguas del río Castrón, en Ferreras de Abajo, el cadáver de un hombre que, según apuntan todos los indicios, podría ser el de Antonio Arias, el nonagenario desaparecido el pasado 5 de diciembre en la localidad de Ferreras de Arriba. El cuerpo se encontraba a unos ocho kilómetros de donde apareció la ropa del anciano, única pista que se tenía hasta el momento sobre su posible paradero. En la jornada de hoy se practicará la autopsia, así como las pruebas para verificar su identidad.

Según confirman fuentes familiares a Zamora News, a las 18.30 horas el alguacil de Ferreras de Abajo se encontraba dando un paseo cuando localizó el cuerpo de un hombre en las aguas del río Castrón. El cadáver se encontraba atrapado entre el ramaje y boca abajo. 

Inmediatamente se dio aviso a la Guardia Civil, así como a la familia del hombre desaparecido en Ferreras de Arriba, que no pudo verificar la identidad del fallecido debido a la escasa visibilidad y a que no se veía el rostro, sumergido en el agua. Hasta el lugar donde ha sido localizado el cuerpo se desplazaron asimismo efectivos de la Policía Judicial, Guardia Civil y Bomberos.

A las 20.15 horas se personaban el forense y el juez, quienes ordenaron el levantamiento del cadáver, que no ha podido ser reconocido por la familia. En este sentido, durante la jornada de hoy se realizará la autopsia en el Instituto Anatómico Forense de Zamora, así como diversas pruebas para tratar de verificar su identidad, si bien estas mismas fuentes familiares precisaban que todos los idicios apuntan a que se trate de Antonio Arias.

El cadáver ha aparecido a unos ocho kilómetros del paraje donde se perdió el rastro del anciano y en el agua. Se da la circunstancia de que cuando desapareció el nonagenario, el 5 de diciembre, el río Castrón no tenía apenas caudal, aunque las fuertes lluvias del mes de diciembre lo incrementaron, por lo que las aguas podrían haber arrastrado el cuerpo a una zona que no había sido rastreada en las distintas batidas organizadas para localizar al desaparecido.

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN