Menu

El nuevo montaje navideño de Nuestra Madre de las Angustias se llama: " Belén una historia de adviento" catequesis viva

El nuevo montaje navideño de Nuestra Madre de las Angustias se llama: " Belén una historia de adviento" catequesis viva

El proyecto de la Cofradía y de su obra social se realizará en el escaparate De la Rosa de Oro, en la calle Viriato.

Se titula:
"BELÉN, UNA HISTORIA DE ADVIENTO", y en el quieren hacer del adviento una historia que nos conduzca hasta Belén, concretamente hasta el nacimiento de Jesucristo. Quieren  resaltar que la Navidad es un momento único y especial en la vida de todo cristiano, por ello tenemos que
prepararnos para ese gran momento, y lo hacemos en el tiempo litúrgico pensado para ello, el Adviento.

La palabra Adviento, cuyo origen lo tiene en el latín, significa venida y su duración suele ser de 22 a 28 días, dado que lo integran  necesariamente los cuatro domingos más próximos a la celebración litúrgica de la Navidad.
Cada semana de las 4 que ocupa el tiempo de adviento tratarán cuatro conceptos, unido a cuatro representaciones, que nos ayudarán a profundizar en el sentido del adviento: la espera esperanzada en Aquél que viene, el Señor que se hace hombre.
Los cuatro conceptos que trabajaremos serán:
1. Amor
2. Esperanza
3. Perdón
4. Solidaridad
La intención es ir generando una catequesis desde el primer momento.

Para ello van a utilizar todo el escaparate; montarán una pequeña estancia de una casa cualquiera, en la cual reflejemos el sentido más profundo de la palabra/concepto que estemos trabajando esa semana, que luego será más explícitamente tratado en los textos explicativos. Se irán los elementos de la estancia a los cuales hacemos referencia en cada concepto cada semana como si fuese la misma corona de adviento.
A su vez, "como estamos preparándonos" para la llegada del nacimiento de Jesús, iremos también montando el Belén, cada semana algo nuevo, para hacer palpable esa preparación, el Señor viene: primero la base, con las montañas, luego la vegetación, luego los pastores, luego el portal, y finalmente el niño Jesús.
El escaparate se cambiará cada sábado por la mañana, pues el sábado por la tarde ya se considera domingo, así pues cada semana estará de sábado a sábado, y podemos hacerlo en las semanas de adviento sin miedo a quitarle importancia en la última semana al belén, ya que
vamos montándolo poco a poco.

Así pues empezando el sábado 28 la 1º semana, el sábado 5 la 2º, el sábado 12 la 3º y el 19 la 4º semana, acabando el 24 por la mañana que pondremos el niño Jesús en el belén.
Se trata de una catequesis viva que entra por los ojos, y se asume debido a que todo concepto es relacionado visualmente con cosas que tenemos en casa, como es un perchero, una imagen de la virgen, unas fotografías antiguas, unos juguetes...
• CONCEPTOS:
Vamos a profundizar en las semanas de adviento y en los conceptos que trataremos cada una
de ellas:
1. AMOR/PERCHERO:
El amor lo relacionamos con la familia, el reencuentro, el calor del hogar en las noches frías de invierno... es decir, el amor es lo que aglutina los encuentros familiares, pero a la vez lo que posibilita el resto de conceptos que trataremos, pues sin amor la esperanza se pierde, y dejamos de creer en la humanidad, incluso en nosotros mismos; no se da el perdón, pues no hay cabida para él, ya que el amor al otro es lo que lo posibilita; de esta misma manera tampoco hay solidaridad pues sin amor nos volvemos egoístas encerrándonos en nosotros mismos.
Es por todo esto por lo que el amor será el primer concepto que trataremos, y lo uniremos a la figura del perchero, que, vestido con cazadoras de adulto, de niño, con bufandas, con maletas a sus pies... nos puede recordar a esa familia que de nuevo se reúne, el amor más puro, el de la familia, a imagen de la Sagrada Familia.
Dios vino y viene por AMOR, amor a cada uno de los hombres y mujeres de este mundo. Y quiso nacer en una familia, la más alta definición del amor.
El amor es lo invisible que mantiene el mundo girando, dice una canción, y es cierto, porque por amor se perdona, gracias al amor no se pierde la esperanza, y por amor la solidaridad aparece.
Es la primera palabra de nuestra historia de adviento porque es la que aglutina todas las demás, el amor es lo que nos mueve a un encuentro con el Señor que viene y quiere nacer en nuestros corazones, el músculo por excelencia asociado al amor.
2. ESPERANZA/JUGUETES:
El segundo concepto de nuestra historia de Adviento es la Esperanza. La esperanza está asociada a la fe, ya que el adviento es una espera esperanzada, una fe que aguarda la venida del que da sentido a nuestras vidas, Dios mismo hecho hombre. La esperanza tiene que hacer símil con la fe en tanto que por fe creemos en Dios, y en Él esperamos. Es decir, esperamos en Dios porque creemos en él. La esperanza la representaremos con los juguetes y ropa de bebe, o incluso una cuna, ya que un bebé, las nuevas generaciones dan vida, producen esperanza, y esperamos un bebé, pues Dios viene en forma frágil como es un niño en pañales, en el cual ponemos la esperanza de nuestra salvación.
La esperanza es lo que nos mantiene vivos, lo que hace que permanezcamos alerta, pues hay más allá de lo que aparentemente vemos. Cuando un bebé llega a una casa la llena de vida, la llena de esperanza, pues algo tan frágil como es un niño se convertirá en algo mucho más fuerte con el paso del tiempo.
Así viene Jesús, con la fragilidad de un niño, pero el amor de todo un Dios. La esperanza está unida a la fe, pues creemos en el que viene, esperamos en él, en que algo tan insignificante como es un niño en pañales, nos de la salvación.
3. PERDÓN/RECLINATORIO
El perdón, en un mundo donde quien la hace la paga, donde el ojo por ojo diente por diente se ha vuelto de nuevo en el sistema de ajuste de cuentas, donde la venganza es parte de la sociedad... el perdón es más necesario que nunca, y por ello es una palabra que merece la pena que trabajemos en nuestra historia de adviento, siendo el tercer concepto.
Además el sacramento de la reconciliación tiene una especial relevancia en este tiempo litúrgico. Hemos de pedir perdón y que el Señor nos limpie por dentro, preparándonos así para recibirle en nuestras vidas en el día de Navidad.
El perdón es como una goma de borrar, gracias a él podemos eliminar lo que hemos hecho mal y comenzar de nuevo. Pero, al igual que la goma deja marca de lo escrito anteriormente, así la falta deja marca en nosotros, y es Dios el que por su misericordia, si nos arrepentimos sinceramente, elimina toda marca.
Es tiempo de hacer examen de conciencia y borrar toda falta, preparándonos para recibir al Dios del perdón, pues cuando le preguntaron que cuanto había que perdonar Él dijo que hasta 70 veces 7, es decir: siempre. El perdón es un regalo que Dios nos da, y del cual nosotros también tenemos que hacer uso para con los demás.
4. SOLIDARIDAD/ALIMENTOS
Nuestro cuarto y último término es la solidaridad. En el tiempo de navidad es más necesario que nunca remover conciencias y hacer que ayudemos a los demás, quitándonos un poco de lo que tenemos para que todos tengan.
En este último concepto trabajaremos más profundamente el tema de los donativos, por ello representaremos este término con comida, y dinero, que refleja la solidaridad que hemos de tener en este tiempo para con los que más lo necesitan.
El mundo necesita de personas que sepan unir, no dividir. Todos somos hijos de del mismo Padre, todos estamos en este mundo y tenemos derecho a vivir dignamente. Hay que posibilitar que cada hombre y mujer tenga lo necesario para vivir, y más en estos momentos que estamos viviendo. Muchas veces con quitarnos un poco de eso que tenemos y compartirlo, podemos hacer que los demás puedan vivir un poco mejor. Es momento de ver como el amor por los demás, incluso por los que no conocemos, se haga visible, no ante los demás, sino ante Dios, y Él que ve en lo escondido nos lo recompensará.
• FINES CARITATIVOS;
El sentido de esta campaña es doble, por un lado prepararnos y ayudar a preparar a todo aquel que vea esta campaña por la calle para la venida del Señor en el tiempo de Navidad. Y por otro lado recaudar dinero para Cáritas parroquial, sensibilizando así en la ayuda a los más necesitados. Esta ayuda se recaudará a través del sistema bancario Bizum, en el cual se hacen transferencia bancarias al número de teléfono de la cofradía.
El dinero recaudado se destinará a las familias que acompaña Cáritas de la Unidad Pastoral del Buen Pastor, unas 150. Se ayudará con un porcentaje de los ingresos en la campaña de Cáritas parroquial de las cestas de Navidad, para ayudar a las familias a pasar mejor estas fiestas; y en otra parte ayudas directas a las familias que peor estén viviendo estos momentos.
La ayuda la recauda la Cofradía y la materializa Cáritas parroquial de la U.P. el Buen Pastor.

1º Semana (AMOR)
2ª Semana (ESPERANZA)
3ª Semana (PERDÓN)
4ª Semana (SOLIDARIDAD)

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN