Menu

Día Mundial del Alzheimer ayudando a recordar que casi un millón de españoles lo padecen Destacado

Día Mundial del Alzheimer ayudando a recordar que casi un millón de españoles lo padecen

El 21 de septiembre se celebra el día mundial del Alzheimer, esta fecha fue la elegida por la Organización Mundial de la Salud y la Federación Internacional de Alzheimer. El propósito de esta conmemoración es dar a conocer la enfermedad y difundir la mayor información al respecto, solicitando el apoyo y la solidaridad de la población en general, de instituciones y de organismos oficiales.

Enfermos, pero ni locos ni muertos en vida

"¿Cómo se llama usted?", "Auguste". "¿Apellido?", "Auguste". "¿Cómo se llama su marido?", "Creo que... Auguste". Recién inaugurado el siglo XX, el neurólogo y psicólogo alemán Alois Alzheimer registraba de esta manera el testimonio de su paciente, Auguste Deter, la primera persona en la Historia a la que se le diagnosticó una demencia.

El Alzheimer no es un padecimiento psicológico, sino físico. Es una enfermedad del cerebro y en la que se cree que la genética juega un papel en su aparición, se sabe que una alimentación sana y el ejercitar la mente sirven a la prevención, y se ha comprobado que antes de los 50 años los casos son pocos,  también se advierte que el proceso no es instantáneo sino progresivo.

En la investigación está posiblemente la solución

El 21 de septiembre se celebra el día mundial del Alzheimer, una patología que afecta ya en España a mas de 900.000 personas según el Ministerio de Sanidad. Algunos estudios señalan que de seguir la progresión actual, los pacientes con alzheimer sobrepasarán el millón antes del año 2030. Hay que recordar en este día que la enfermería ocupa un lugar primordial con este tipo de enfermedades ya que los Planes de Cuidados elaborados por Enfermería constituyen un instrumento fundamental en el tratamiento socio-sanitario de estos pacientes.

El Alzheimer es una enfermedad que se puede ralentizar pero carece de cura y, dado el envejecimiento de nuestras sociedades, se multiplica el número de casos, aunque no al ritmo que se había previsto a comienzos de la década de los 90: de hecho, la incidencia de casos se ha estabilizado en Europa occidental en torno al 6-7%. Aún así, la patología afecta a más de 3,5 millones de personas en España entre enfermos y familiares directos. Según datos de la Organización Mundial para la Salud, en el mundo entero hay unos 47,5 millones de casos de demencia y cada año se registran 7,7 nuevos casos.

Entre el 50 y el 70 por ciento de todas las personas afectadas por demencia padece la enfermedad de Alzheimer, una enfermedad degenerativa que lenta y progresivamente destruye las células del cerebro. La enfermedad afecta a la memoria y a la actividad mental (pensamiento, habla, etc.), pero también puede causar problemas de confusión, cambios de humor y desorientación en el tiempo y el espacio. Poco a poco, los pacientes van perdiendo la memoria, hasta que llega el día en el que la ciudad en la que han vivido, las palabras que les han servido toda la vida para expresarse, los amigos, los hijos, los nietos, les resultan extraños. La degeneración de las células del cerebro es un proceso lento, de ahí que se haga patente en edades avanzadas, pero la forma de detectarlo a tiempo o los motivos por los que aparece siguen sujetos a especulaciones.

Las formas o causas de la demencia son múltiples. La forma más común es la enfermedad de Alzheimer. Otros tipos de demencia bastante frecuentes son la demencia vascular, la demencia por cuerpos de Lewy (causada por agregados anormales de proteínas en el interior de células nerviosas) y un grupo de enfermedades que pueden contribuir a la demencia frontotemporal (degeneración del lóbulo frontal del cerebro). No obstante, los límites entre los diversos tipos de demencia son difusas y con frecuencia coexisten varios tipos en un mismo paciente.

Una de las enfermedades más caras

Ir a comprar el pan es para un enfermo de Alzheimer una tarea llena de obstáculos: no olvidar las llaves de casa, recordar el camino de ida y de vuelta, ser capaz de ejercitar una sencilla cuenta matemática y, además, saber que fue a comprar, y lo que quiso comprar. Por las complicaciones que implica y lo alargado de la enfermedad, el Alzheimer se encuentra entre los males más costosos. Al hacer acto de presencia en la vejez, muchos síntomas son ignorados como "achaques de la edad". La detección temprana del alzhéimer es de vital importancia para tratarla y ralentizar su progresión todo lo posible.

Síntomas y signos de la enfermedad

Los síntomas se pueden clasificar por etapas: temprana, intermedia y avanzada. Los más comunes son:

Etapa temprana

A menudo pasa desapercibida, ya que el inicio es paulatino.

Tendencia al olvido

Pérdida de la noción del tiempo

Desubicación espacial, incluso en lugares conocidos.

Etapa intermedia

A medida que la demencia evoluciona hacia la etapa intermedia, los signos y síntomas se vuelven más evidentes y más limitadores. En esta etapa las personas afectadas:

Empiezan a olvidar acontecimientos recientes, así como los nombres de las personas

Se encuentran desubicadas en su propio hogar

Tienen cada vez más dificultades para comunicarse

Empiezan a necesitar ayuda con el aseo y cuidado personal

Sufren cambios de comportamiento, por ejemplo, dan vueltas por la casa o repiten las mismas preguntas.

Etapa tardía

En la última etapa de la enfermedad, la dependencia y la inactividad son casi totales. Las alteraciones de la memoria son graves y los síntomas y signos físicos se hacen más evidentes. Los síntomas incluyen:

Reciente desubicación en el tiempo y en el espacio

Dificultades para reconocer a familiares y amigos

Una necesidad cada vez mayor de ayuda para el cuidado personal

Dificultades para caminar

Alteraciones del comportamiento que pueden exacerbarse y desembocar en agresiones.

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN