Menu

El fraude en Internet se postula como el nuevo tipo de violencia en alza en Zamora Destacado

El fraude en Internet se postula como el nuevo tipo de violencia en alza en Zamora

En el día de los 'Ángeles Custodios', día de la Policía Nacional, el subdelegado del Gobierno, Ángel Blanco y el comisario jefe de la Policía Nacional, Ubaldo de la Torre, han comparecido ante los medios de comunicación destacando que en Zamora hay un nuevo tipo de violencia que crece: el fraude en la web.

Ángel Blanco, subdelegado del Gobierno, agradecía la labor que desempeña la Policía Nacional y deestacaba que ante este nuevo tipo de violencia en Internet, cada vez hay más Policías preparados y dedicados exclusivamente a la seguridad cibernética. Una violencia "en alza" como pueden ser fraude en tarjetas de crédito o compras fraudulentas.

En segundo lugar, Ángel Blanco quiso poner de manifiesto la "labor social con colectivos vulnerables", con charlas en colegios sobre acoso escolar, uso racional y seguro de Internet o sobre alcohol y drogas. Además, también quiso mencionar el trabajo que realiza el cuerpo de seguridad ante los casos de violencia de género, destacando el sector de familia y mujer.

El subdelegado finalizó señalando que "Zamora es un lugar seguro, pero no es suficiente, tenemos que transmitirlo para aquella gente que se ha ido y piensa volver, a las empresas, que la seguridad sea herramienta contra la despoblación".

El comisario jefe de la Policía Nacional en Zamora, Ubaldo de la Torre, destacó que se trata de "un día de fiesta, de amigos y compañeros". Reconocía que en estos momentos se sienten "desbordados" por esta incipiente violencia en la web y pide a la ciudadanía que presten atención y naveguen en páginas seguras, especialmente las de https. Otra opción es el uso de las tarjetas virtuales para evitar la clonación de datos que se están dando en aglomeraciones como supermercados o eventos públicos.

El discurso íntegro del subdelegado del Gobierno, Ángel Blanco:

"Señoras, Señores.

Buenos días a todos y muchas gracias por acompañarnos en este día siempre tan especial para nosotros: la celebración de los Santos Ángeles Custodios, patronos del Cuerpo Nacional de Policía. Significa mucho contar con vuestra presencia.

Autoridades, Mandos, Policías, Familiares..., muchas gracias a todos. Hoy es un día de fiesta pero también de reconocimiento de la imprescindible y trascendental labor que realiza la Policía Nacional, tanto a nivel colectivo, como individual, en nuestro beneficio. Festividad de los Ángeles Custodios. Cuerpo Nacional de Policía Teatro Principal. Zamora 2 de octubre de 2019.

Nuestra sociedad evoluciona tecnológicamente a pasos agigantados. La rápida expansión de Internet y de las nuevas tecnologías en un corto periodo de tiempo también ha hecho proliferar una nueva forma de delincuencia que avanza en silencio pero de forma vertiginosa: los delitos informáticos o delincuencia informática.

Cada nuevo dispositivo es una nueva trampa. Cada aplicación demandada por el usuario, un cepo. Cada procedimiento online, una amenaza. Páginas de periódicos llenas de nuevos términos (phising, pharming, carding, hacking, cracking....) que apenas sabemos lo que significan. Delitos que se traducen en denuncias y actuaciones policiales.

Nuevas formas de delinquir que nos exigen formación muy especializada y actuaciones complejas llevadas a cabo con profesionalidad por los hombres y mujeres del cuerpo. Conviene acercarse positivamente a las nuevas tecnologías reconociendo sus ventajas pero también, y de forma paralela, es necesario educar en el uso responsable de esas tecnologías al colectivo que más las consume, nuestros jóvenes, informándolos y formándolos para que sepan manejarlas correcta y críticamente.

En este terreno, se mueven con soltura los compañeros y compañeras de la Comisaría de Zamora quienes, auspiciados por el Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad en Festividad de los Ángeles Custodios. 

Centros Educativos, han impartido innumerables charlas informativas este año sobre acoso escolar, riesgos en internet, drogas y alcohol dirigidas tanto a los alumnos como a sus familias. De igual manera, dentro del Plan Mayor de Seguridad, se han redoblado esfuerzos para informar en Residencias de la Tercera Edad, a nuestros mayores sobre los delitos y riesgos que corren.

Quiero poner el acento y subrayar esta labor social, impagable, que hace el Cuerpo Nacional de Policía, formando y protegiendo a la vez a aquellos colectivos más expuestos.

Zamora es una ciudad segura. Lo dicen los números y estos son públicos para quien quiera contrastarlos. También hablan las estadísticas de la sangría poblacional que viene sufriendo, de un modo imparable, nuestra ciudad y nuestra provincia. No podemos vivir de espaldas a esta realidad. No podemos mirar para otro lado ni un minuto más. Desde la Subdelegación del Gobierno somos plenamente conscientes de que solo hay un camino para darle la vuelta a esta situación: trabajar juntos, TODOS, en revertir esta dolorosa tendencia para conseguir que retorne el talento que hemos dejado escapar y para que otros núcleos de diversos sectores se asienten en Zamora.

Creemos firmemente que ESTA SEGURIDAD que todos apreciamos como ciudadanos, puede ser un incentivo que debemos mostrar a aquellos que, bien valoran regresar, bien plantean nuestra provincia como un nuevo destino de vida. Y es que, estaréis conmigo, sentirse seguro en tu lugar de trabajo y de residencia es un valor tan intangible como impagable.

En plena era digital presumimos de ser una sociedad avanzada y moderna, pero las 1020 mujeres asesinadas por VIOLENCIA DE GÉNERO desde que se inició el registro oficial en 2003, ayer la víctima número 45 en lo que va de año, nos alejan de serlo. Tenemos la obligación moral de dejar un mundo mejor a quienes nos suceden y, en este sentido, hemos de seguir trabajando incansablemente en formar a nuestros jóvenes en valores tan necesarios como la igualdad de género.

Tenemos que conseguir que, para ellos, asuntos como la brecha salarial, los techos de cristal o, por supuesto, la violencia machista, sean solo un lejano recuerdo.

Mientras tanto, las compañeras y compañeros de la Unidad de Atención a la Familia y Mujer en Zamora, que próximamente se reforzará con otro miembro policial más, seguirán velando por la seguridad de las víctimas. Al fin y al cabo, son el primer recurso al que acuden las víctimas cuando piden ayuda, con un ligero descenso del 10% en el número de denuncias este año; supervisan las medidas de protección de las víctimas (55 mujeres en Zamora, las mismas del pasado ejercicio) e intervienen en los delitos contra la libertad sexual cuyo número permanece estable en la Comisaría de Policía de Zamora. La UFAM trabaja de un modo discreto pero eficaz: siempre atentos, siempre en guardia, siempre a disposición de las víctimas.

Con entrega y discreción, tal y como requiere un asunto de tanta trascendencia. El pasado año pude, personalmente, dar la bienvenida a los agentes en prácticas que llegaban a Zamora procedentes de la Escuela Nacional de Policía de Ávila. Pude ver en sus rostros una mezcla de ilusión y responsabilidad que me dejó huella. Apenas 10 meses después, esos hombres y mujeres que habían pisado por primera vez las calles con sus uniformes del Cuerpo Nacional de Policía, emprendían sus destinos con el poso y la ¡ serenidad que imprime la lección bien aprendida. Lección transmitida por cada uno de los compañeros y compañeras de la Comisaría de Zamora que tan bien recibís y formáis a los jóvenes que emprenden aquí sus carreras. Mi agradecimiento expreso y sincero por vuestra generosidad y vuestra paciencia.

En este día, no me puedo olvidar de mis interlocutores diarios: el Comisario Jefe, Ubaldo de la Torre, y el jefe de la Brigada de Seguridad Ciudadana, Guillermo Vara. A través de ellos he visto y escuchado los éxitos cosechados, y las piedras en el camino, que también hubieron de sortear. Profesionales solícitos y serviciales, han atendido cada una de las demandas hechas desde la Subdelegación del Gobierno en mi persona, y lo han hecho, siempre, con absoluta lealtad. Contáis con mi agradecimiento y mi admiración.

Agradecimiento y admiración que también profeso hacia aquellos que más sufren la perenne dedicación de todos los que formáis la Comisaría de Policía de Zamora: vuestras familias. Vuestros seres queridos, que hoy se sientan en el patio de butacas, sonrientes y orgullosos, pasan muchas horas añorando vuestra presencia, deseando veros entrar por la puerta, sanos y salvos.

A todos los que hoy sois condecorados, mi más sincera enhorabuena. Creo que pocas cosas resultan tan reconfortantes como el deber cumplido y el reconocimiento de todo un país a ese trabajo bien hecho. No olvidéis nunca la enorme responsabilidad que ello conlleva.

Termino ya. He tenido el privilegio de trabajar un año entero a vuestro lado; de comprobar como habéis convertido la Comisaría de Policía de Zamora en un lugar abierto para los ciudadanos; de ratificar que el Cuerpo Nacional de Policía es admirado y querido por los zamoranos. He podido ver cómo llegaba el Barandales de Honor a vuestras vitrinas, en un homenaje sentido de la Semana Santa de Zamora hacia la Policía Nacional.

He departido con el Interlocutor Policial Sanitario con el único objetivo de reducir las agresiones al personal sanitario y establecer los protocolos de actuación en caso de que se produzcan. Hemos puesto en marcha, de forma conjunta, un buen número de campañas para reducir la delincuencia y los robos, como el Plan de Comercio Seguro implementado la pasada Navidad. Hemos preparado con mimo y rigurosidad cada evento importante acogido por nuestra ciudad que requería la celebración de Junta Local de Seguridad, junto a las demás instituciones y cuerpos de seguridad representados. Un año entero, en definitiva, de duro trabajo para vosotros, y de intenso aprendizaje para mí.

Sigamos haciendo de nuestra ciudad, una de las más seguras de España. Sigamos consiguiendo que la ciudadanía vea en el Cuerpo Nacional de Policía un compañero de viaje. Y no dejemos de hacerlo juntos.

Pongámonos ahora en pie, y escuchemos el Himno del Cuerpo Nacional de Policía.
Antes, exclamemos juntos:
Viva España!
Viva el Rey!
Viva la Policía Nacional!"

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN