Menu

"Volando voy" a Fermoselle: la villa de los 3 reinos y las 1000 bodegas, protagonista emocionante del jueves Destacado

"Volando voy" a Fermoselle: la villa de los 3 reinos y las 1000 bodegas, protagonista emocionante del jueves

Estaban casi todos los vecinos cerca de 1200 que son los que habitan en Fermoselle en un programa entrañable y que ha dado a la localidad de los Arribes un empujón publicitario que no tiene parangón.

En esta entrega de "Volando Voy" han podido ver todos los follacos su pueblo desde un punto de vista aéreo que jamás imaginaron.

Y si se perdieron el programa aquí lo tienen completo PINCHE AQUÍ 

La audiencia de cuatro TV crecía la noche de este jueves al menos en Zamora y provincia, así como en toda la Zamora en la diáspora ya que mensajes desde media España surcaban las redes tras el episodio II de esta temporada del "Volando Voy" en este caso a Fermoselle.

Seguro que no han perdido segundos de este "Volando Voy" de Calleja que alteró el verano en un Fermoselle marcado por una razón de ser, la de esta nueva edición de este programa, la despoblación y la vuelta al pueblo en este caso de una pareja de jóvenes que llegan para quedarse.

Estaban, Mar la mujer del restaurante España donde comer o cenar es toda una religión, Piky la más dulce monitora de Yoga que hace mermeladas de las de meter el pan el dedo y hasta el codo. También Alejandra y Omar a los que conocí dando una charla en las conferencias de agosto, los chicos del rancho pasivo...que siguen explicando que es a muchos lugareños.

Se vio hasta la Oficina de Correos en el momento de publicidad que parecía ser hasta la de Bermillo de nuestro querido Sayago.

Víctor contó la historia de la primera casa Rural de la provincia de Zamora que está situada en Fornillos de Fermoselle... Y aquí el burro garañon zamorano leonés y la gallina negra Castellana pusieron la parte que le tocaba a la zona más natural.

Calleja propuso hacerse con una finca que tenía casa corral, establos, etc para llevar a cabo el proyecto de Alejandra y Omar pero las cosas tenían su aquel y sobre ellos rondó todo el programa que ha sido entrañable y muy divertido.

En los largos de cámara y los traveling Marina la responsable de la Oficina de Turismo aparecía de vez en cuando también Tronito, José Manuel Pilo el alcalde y señora y muchos de los amigos que tenemos en ese Fermoselle esa perla de los Arribes que tanto promocionamos y queremos que siga adelante.

El programa lo inició Julia y su Coito ( su chico) y el primer vuelo de Calleja fue con ella. Una Julia emocionada dio mucho de si al helicóptero amarillo y blanco que sobrevoló el Mar de Castilla.

También el señor Montero el pavimentista e historiador de momentos lugares y aparatos, dio su parte del juego también con su casa coleccionista, 40 años recolectando... objetos. 

También conocimos a Charlotte que gracias a ella se introdujo el momento de las 1000 bodegas de la villa de los tres reinos. Una inglesa que llaman francesa y que como buena "guiri" contó su historia también la de su llegada en este caso en coche a la villa de los 3 reinos y las 1000 bodegas donde una hectárea de viñedo centenario cuesta entre 10 y 20.000 euros.

Jesús Calleja: nada es ordinario en Fermoselle, todo es singular. QUizá sea la frase a tomar en cuenta y que define a nuestra perla de los Arribes y capital de los mimos.

Hasta el mismo Calleja es singular al menos en Fermoselle lo ha sido y en este caso ayuda a que con la moraleja en este Volando Voy se haya dado cuenta de que la máxima fue la del arrimar el hombro y ayudar a que Omar y Alejandra se asentaran en la villa de las 1000 bodegas y los tres reinos.

Alejandra contó cual y como era su sueño desde el helicóptero de Calleja mientras que Omar esperaba paciente para contar lo que se hizo valer y se ha convertido en realidad, Alejandra, una encantadora persona que tiene una sonrisa siempre en su boca y palabras de agradecimiento para todos y Omar un joven que se envuelve en un proyecto digno de elogio y de emulación para todos. 1500 metros de terreno una casa 55.000€ y una pasión que emocionó a un pueblo.

Calleja con la lágrima fácil aseguraba que era uno de los programas más bonitos que había hecho.

La magia de Fermoselle encandiló a Calleja y a todos los que realmente aman la vida en los pueblos en este caso de los Arribes y como no de los follacos, verdaderos adalides de una comarca que clama vida y que lleva, atrapa y ama tanto a sus vecinos como a sus visitantes.

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN