Menu

Contra una segunda oleada no valdrán los aplausos

Contra una segunda oleada no valdrán los aplausos

 El Covid-19 sin duda volverá, según los expertos y el sentido común que parece que falta a dar guerra a todos los sanitarios de España, y está claro que de Zamora no va a pasar de largo  y hará su daño antes de que nos demos cuenta.


Los sanitarios no serán capaces de aguantar la tensión que supondría una nueva oleada según fuentes sindicales y profesionales, ellos y ellas cuentan que están agotados y que necesitan un descanso que parece no llegar.
Problemas para sustituir puestos en todas las secciones de la Sanidad pública española, por falta de profesionales o de contratos en orden, competencia entre Provincias y sobre todo sobre áreas de salud, contratos precarios que ni aseguran ni dignifican a los que han puesto la cara en esta crisis, y problemas para ofertar puestos dignos que cuentan también los ofertantes que no tienen armas para hacer quedarse a los profesionales en Zamora. Prevalecen Valladolid y Salamanca como siempre.

La advertencia de no tomar vacaciones en septiembre/octubre por miedo a la nueva oleada también corre como la yesca entre enfermeras, auxiliares y médicos, sus grupos de gestión ya han puesto fechas y turnos estudiando lo que es muy posible que llegue a finales de septiembre.
No es ser alarmista sino realista, los datos de la OMS asustan a cualquiera que piense u poco y sea capaz de imaginar la falta de todo que seguimos teniendo y el sacrificio que han hecho miles de sanitarios en España, todo esto no puede caer en saco roto y las administracciones se vuelcan de nuevo en la burocracia y se esconden entre papeles.

El panorama no pinta nada bien y los profesionales cuentan que sus propios problemas psicológicos pueden colapsar la sanidad pública que llevaba por bandera la mejor del mundo y que se ha visto que ni la mejor ni la peor pero si la más maltratada.
Estos días se escucha en los políticos que parecen permanecer al margen que habrá suministros para hasta al menos un año pero ese es el futuro? un año, o las próximas elecciones, triste pero cierto.
Tras mascarillas defectuosas, falta de suministros en EPIS y los rebrotes que realmente asustan en Portugal y en diferentes zonas españolas y europeas, es el momento, es ahora y el tiempo es ya.
No valdrán mensajes politizados ni juicios de valor, ni visitas para dar gracias cuando de lo que se trata es de cuidar a los mejores sanitarios eso si del mundo que se han contagiado si pero no por su culpa, ni vocación, sino por la estupidez de los que han gobernado mal y a bote pronto y de gestionar ni hablamos, puesto que si los sanitarios tuvieron que pedir medios por vergüenza ajena, ahora si volviéramos a fechas pasadas tendríamos el mismo problema.
El haber sufrido la enfermedad, tanto en las propias carnes, como en la familia más cercana, el haber ayudado a buscar EPIS y mascarillas como posesos, y el haber contribuido a a ser altavoz y a difundir datos y estadísticas, algo de razón y sentido me dan para al menos pedir cambios drásticos.

Ver como sufrían el estrés por falta de medios en los sanitarios hace que pensar a todos y la desgracia de sufrir esta pandemia puede convertirse y volver con más fuerza, por tanto recapaciten y sean responsables, sigan las normas, porten mascarillas y no se aglomeren, una segunda oleada puede costarles la vida y esto es lo más importante ¿no creen? Lo que hagan los políticos ahora importa claro está, recriminen que solo uno de ellos renunció a esos casi 2.000 euros de dieta o díganles que hicieron durante la pandemia...en fin. 

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN