Logo
Imprimir esta página

La segunda oleada más cerca de lo que parecía

La segunda oleada más cerca de lo que parecía

Casi 3.000 concretamente 2.935 personas a las que se le ha detectado en las últimas 24 horas un contagio con el COVID-19 una cifra muy superior a la esperada y que aunque "controlada" como dicen, la sospecha es de que de eso nada.

Las comunidades que más casos nuevos han comunicado han sido Madrid (842), el País Vasco (545) y Aragón (418); y claro Castilla y León no podía ser menos 224 y Zamora tampoco con otros 19 contagios que suman a esta semana una de las peores desde que finalizó el estado de alarma.

En nuestra comunidad han vuelto a superar los doscientos los contagiados, y en nuestra provincia la cosa pinta mal puesto que son 4 las zonas de salud básicas las que se encuentran ya en color naranja, y otras cinco aparecen en amarillo, los casos aumentan y claro está que los casos importados han sido tantos que los alcaldes de los pequeños municipios de la Zamora Vaciada tienen todo el miedo del mundo a que sus mayores sean los más perjudicados por esta segunda oleada que País Vasco y Extremadura ya califican así, aunque en el Ministerio y en la Consejería de Sanidad de la Junta se empeñe todo el mundo en decir que son casos controlados. De todas formas este mediodía Salvador Illa Ministro de Sanidad comentará tras la reunión con los Consejeros autonómicos las medidas a tomar a partir de este punto que parece clave para no llegar a otro estado de alarma. Ayer Simón también hacía balance y eludía el hablar de estados especiales a nivel nacional aunque no descartaba el que se tomaran medidas en determinados focos de contagio.

Miedo a otro confinamiento había, y todo el mundo pensaba que septiembre o en octubre volveríamos al confinamiento porque si el virus se hacía fuerte la respuesta iba a ser la misma, y el caos podría volver a los hospitales de toda España, de momento en Zamora la quinta planta del Hospital Virgen de la Concha se ha habilitado para pacientes con COVID-19 y la sexta se reserva también para ello.

La irresponsabilidad es mucha y los casos en Zamora de denuncias por no llevar puestas las mascarillas cantan, somos la primera provincia de la Comunidad en relación con la población en sufrir el azote de la irresponsabilidad y por ende el de la multa, 120 si no recuerdo mal en la semana del 3 al 9 de agosto.

Pueblos repletos, la ciudad igualmente y el miedo en casa de otros, esa es la realidad puesto que al final a Zamora todo llega tarde aunque para lo malo, pero parece ser que tenemos un imán diferente para lo que merma a la población y agudiza la agonía.

26 personas han perdido la vida en el día de ayer y 65 han fallecido en estos últimos 7 días. Nos alarmamos con las 487 víctimas de tráfico que llevamos del año, pero con las de COVID-19 parece que ya tenemos el oído acostumbrado y según fuentes oficiales son más de 28.000 y las oficiosas hablan de más de 50.000.

También las ciudades de Ceuta y Melilla anuncian casos, está claro que la segunda oleada ha llegado para quedarse y ha sido antes de lo que pensábamos, muchos asintomáticos si, con un virus que parece tener menos fuerza que al principio en marzo o en abril, pero al fin y al cabo un virus que mata y que está a punto de hacerse fuerte de nuevo con la llegada de la vuelta al cole. El paciente ahora de COVID-19 que llega con síntomas no tiene que tomar esos cócteles de pastillas como las que se recetaban al inicio pero el "bicho" sigue matando y haciendo un daño colateral importante porque no solo al paciente le genera un trastorno o la muerte sino que también al entorno cercano lo maltrata. Cuando las comunidades y los colegios así como los profesores asumen que no están preparados para un momento como este en el que hay que prevenir todo lo posible y reforzar lo irreformable algo está pasando y no es bueno, el miedo en la comunidad educativa llega también para quedarse.

En España hay 953 personas hospitalizadas por Covid-19, hoy lo que supone casi 100 más que ayer y la mayoría de ellas están en Madrid y Aragón pero la pandemia se extiende y de todas las que están ingresadas 51 de ellas lo están en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Los gallegos hoy ya no se podrán quitar la mascarilla en las terrazas y fumar en terrazas si no se puede mantener la distancia de seguridad será caso de multa. Canarias también ha seguido este jueves el mismo camino y decretaba la prohibición de fumar en la calle sin espacio de seguridad, y además ha impuesto la obligatoriedad de llevar mascarilla a pesar de que haya distancia —hasta ahora se había permitido prescindir de ella en estos casos. También a partir de hoy el ocio nocturno en las islas ya no será posible tras detectar que el mayor brote que sufre el archipiélago esté relacionado con la noche.

Los aforos vuelven a limitarse, y las nuevas cifras están siendo demoledoras, a España pocos viajes le van a llegar del extranjero con estas nuevas y pésimas notas en las que todos tenemos culpa por la irresponsabilidad que mantenemos y la valentía ante un "bicho" que mata, y ya no solo a nuestros mayores que siguen temiendo lo peor en las residencias, sino ante los jóvenes y su vuelta al cole que en nada lo tienen encima si no hay un golpe de efecto que diera una vacuna aunque la de Putin seguro que no es.

Es tiempo de volver a pensar de recapacitar y no pensar en los aplausos a los sanitarios sino en que hacer para no llegar al extremo.

Reconsideren sus posturas y tomen las precauciones necesarias ante un virus que mata y deja secuelas de por vida.

Lo último de Paco Colmenero

Contacto © CEI Zamora 69 S.L. Todos los derechos reservados. I&G