Logo
Imprimir esta página

Presión hospitalaria a la vista, abuelos de nuevo sufridores de la necedad humana y del no haber aprendido una mierda

Presión hospitalaria a la vista, abuelos de nuevo sufridores de la necedad humana y del no haber aprendido una mierda

No, no hay otra razón ni tampoco perdón para la necedad humana, para el egoísmo, para el mandatario que al final es el culpable de no echar el arrojo donde hay que hacerlo. Porque señores, sobre sus conciencias recaerá cada una de las muertes de nuestros abuelos de nuevo, a parte de los miles de anormales profundos que ni cumplen las normas ni son capaces de darse cuenta que son verdaderas pistolas humanas, esos a parte.

 Dos residencias con bicho y con la vela clara de que ya es un desastre el resultado de la llegada de nuevo del COVID-19 tanto a Sanabria como a Villarrín y no será tarde para que alguna que otra residencia más entre en crisis por la necedad y el descuido mayúsculo de los humanos que juegan con humanos.

Y si, porque esto parece un juego a ver si no me toca. Si hay que confinar se confina, si hay que parar el país se para y si hay que meter en la cárcel a los que no cumplen con la ley que se les meta. No hemos aprendido la lección, es más nos la hemos pasado por el forro y no le echamos más que de boca las ganas a no tener la pandemia cerca, lo demostramos a diario, viendo a positivos asintomáticos por ejemplo por el pueblo a echarle de comer a las vacas o a viajantes sin escrúpulos que dejan su impronta en clientes que quizá jamás vuelvan a ver.

Parece mentira que nos guste llevar mascarilla, pasar todo el día sin poder dar un abrazo o un beso a los que más queremos y todo por lo de siempre, porque en esto de ser el país de la pandereta somos los mejores. Pues no, somos unos mierdas tremendos, y no tenemos perdón ni de los hijos ni de los padres ni de los abuelos, ni de los niños, seguimos la pauta de siempre la de sálvese quien pueda y al de enfrente que le den.

Hemos visto y conocemos a gente que se ha saltado la cuarentena, no hemos denunciado, mal. Hemos visto residencias sin blindar no hemos denunciado, mal. Hemos visto como la sanidad sigue sufriendo desde que empezó la pandemia lo indecible, ellos lo han denunciado y ni puñetero caso, mal. 

¿Nos tendríamos que auto-confinar para que los políticos atiendan a razones? los hosteleros, los de la noche los del día...todos tenemos clara cual es la solución, pero no hay paso adelante, no hay anticipación y estamos sufriendo lo que tenemos, claro que tenemos enfrente políticos y dirigentes que solo viven del sillón y que a la hora de tomar decisiones...cacahuetes, pero los seguimos soportando que asco de país.

En Sanabria 7 abuelos, alguno cercano, sanabreses en su última etapa de vida que ya se adelantó por la necedad y no porque nadie metiera el "bicho" allí  adrede, sino porque no se tuvo el cuidado necesario, en Villarrín otra de lo mismo, y encima jugando con aquí no va a pasar... seguimos jugando a la ruleta rusa a diario, pero esto es lo mismo, tu padre tu madre o tu abuelo o abuela...total son viejos. Pena y tristeza que esta sociedad piense así y los jóvenes no aprendan a que la única solución está en cuidar de los mayores, al menos en esta tierra que se muere por falta de salidas.

La geriatría y ese nicho de negocio que es cuidar de ellos también nos la vamos a cargar porque nos importa todo una mierda y no hemos aprendido nada.

Lo último de Paco Colmenero

Contacto © CEI Zamora 69 S.L. Todos los derechos reservados. I&G