Menu

Otra pareja rota, Jose y Rosa, otra familia destrozada por el puto COVID-19, los escalofríos de noviembre

Otra pareja rota, Jose y Rosa, otra familia destrozada por el puto COVID-19, los escalofríos de noviembre

Más de 100 muertos, entre ellos un amigo más con el que las cañas de los viernes no volverán a ser lo que eran ni las del verano ni las que vengan si es que las hay. Era una delicia disfrutar de su charla amable y distendida. Un verano en el que nos conocimos más y mejor, pero nunca lo suficiente, está claro. 

Una pareja más que se ha roto y que ha dejado frío a un grupo que ya teníamos claro que con esto del COVID no había tregua y que de jugar nada. Yo fui el primero en coger espacio en el Hospital y también el primero en sufrir muy de cerca el latigazo de este virus bastardo y cruel. Lo conté en el grupo respetaron en todo momento mis tiempos y siempre la mascarilla era la invitada preferente.

Pero ahora Jose tras dos semanas en la UCI no ha podido con este hijo de la gran puta de bicho que no respeta edades, Jose no tenía 62 años, y hace tres semanas los amigos le cantamos el cumpleaños feliz a su chica, Rosa desde la calle y por la ventana, porque ellos eran positivos y aún estaban en casa...poco después los dos, al hospital.

Jose era un hombre jovial, afable y enseguida echabas un "parlao" de lo que fuera, buen bebedor y mejor comedor puesto que los placeres acabados en "er" siempre fueron máxima de conversación, ella un solete y un encanto, dos personas que habían vuelto de otras vidas y de otras parejas, ellos han sido ejemplo de amor y cariño durante estos años de convivencia de vida en común y de nueva oportunidad de disfrutar de lo que disfrutan las personas maduras, de la compañía, del cariño y de las vidas tranquilas sin sobresaltos, otra cosa es lo que nos ha caído encima.

Este mediodía trasladando datos de muertes, de vacunas, de antígenos....Cristina me ha escrito para decirme que Jose había fallecido. Enseguida me salió la imagen de los dos en el Castromil, sentados en la terraza hablando y contando como y de que manera se iban a escapar unos días...en el corto y pequeño verano "maldito bicho mil veces".

Rosa había salido del hospital unos días antes, la semana pasada, y había pedido ver a Jose que estaba en la UCI, y ella en la cuarta planta ingresada. No se si ella ya lo sabe o no, si sabe que su costilla y apoyo se ha ido, será un enorme ataque a su estado de salud de nuevo, pero lo que tengo claro es que cuanto más tiempo pasa esta pandemia con nosotros, más claro tengo que se nos van a ir más amigos y más de los de cerca. Otro Jose me queda en la UCI este lleva más de un mes intubado y boca abajo. 

Maldigo al hijo de la gran puta de virus y a todos los que no respetan, a los que no creen que esto mata a los que no se protegen y no protegen a sus hijos, abuelos, o padres, abiertamente sin tapujos, y solo puedo pensar en abrazar a Rosa en su dolor y a la familia en general que quedará realmente destrozada una vez más por esto que muchos ni piensan que a ellos les puede tocar, pues aquí y ahora está claro de que esta pandemia se está llevando a grandes personas. Amigo Jose hoy abriré una botella de vino para brindar al aire y aunque la copa no haga clin, no pasa nada amigo, por ti, por tu vida y por tu Rosica y amigos que te queremos.

volver arriba

Secciones

Magazine

Deportes

Zamora News

Social Media

Canales ZN